USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Cargando. Por favor, espere

Casi todos los Juzgados de lo Mercant...

Casi todos los Juzgados de lo Mercantil, de Primera Instancia y de lo Social soportan unas cargas de trabajo “inasumibles”

Diario La Ley, Nº 8754, 4 de Mayo de 2016, Editorial LA LEY

LA LEY 102384/2016

  • La inmensa mayoría de los Juzgados de lo Mercantil, de Primera Instancia y de lo Social supera en más del 150 por ciento el indicador medio de carga de trabajo de los tribunales españoles. En muchos de estos juzgados cada juez tiene que despachar más de 1.300 asuntos al año.

Carlos Fernández.- A 31 de diciembre de 2015, de los casi 4.000 órganos judiciales españoles, 1.695 están por encima del 150 por ciento del indicador medio de carga de trabajo.

En concreto, entre estos órganos se encuentran el 93 por ciento de los Juzgados de lo Mercantil, el 95 por ciento de los Juzgados de Primera Instancia y el 97 por ciento de los Juzgados de lo Social. En muchos de estos últimos, cada juez tiene que despachar más de 1.300 asuntos al año.

Así se desprende del informe “La Justicia dato a dato” presentado el pasado viernes en la Comisión de Justicia del Congreso por el presidente del TS y del CGPJ Carlos Lesmes.

Medidas urgentes a adoptaque se necesitan

Para paliar esta carga de trabajo, que ha considerado “inasumible”, Lesmes ha enumerado una serie de medidas que, a corto plazo, servirían para atender las necesidades de carácter más urgente. La primera de ellas es la creación de nuevos órganos judiciales, al menos en aquellos casos en que se haya detectado que el déficit estructural es grave.

Requieren asimismo una pronta actuación los órganos de la jurisdicción social, que se enfrentan a una situación “crítica”, así como los Juzgados de Primera Instancia y de lo Mercantil –necesitados de más medios tecnológicos y de personal funcionario con conocimientos en tramitación concursal-, y es preciso asegurar la continuación de la modernización tecnológica.

Más asuntos resueltos y menos asuntos pendientes

Pese a ello, Lesmes se ha declarado “moderadamente optimista” al analizar la evolución de la situación de la Justicia española en el último año: en 2015 se resolvieron más asuntos que el año anterior, se finalizó con menos asuntos pendientes, los órganos judiciales están un poco menos congestionados y –con la excepción del Tribunal Supremo, que experimentó un fuerte incremento en la entrada de asuntos en las Salas de lo Civil y de lo Social- los tiempos de respuesta han mejorado con carácter general.

“Esta tendencia positiva no nos puede hacer olvidar que hay situaciones difícilmente sostenibles en muchos de nuestros Juzgados y Tribunales”, ha añadido Lesmes, que ha destacado que “existe una excesiva carga de trabajo en nuestros órganos judiciales, pero lo más evidente es que esta carga está muy mal repartida, existiendo grandes desequilibrios y una muy mala organización”.

El problema del modelo territorial de la Justicia

El presidente del TS y del CGPJ se ha referido tambien al “evidente problema estructural” de la Justicia española, que carece de un modelo definido de organización territorial y de un demarcación y planta propias del siglo XXI.

“Existe un problema de modelo territorial en la gestión de la Administración de Justicia. Los procesos decisorios no están exentos de dificultades y, en ocasiones, observamos yuxtaposición y solapamiento de competencias. Por lo demás, el mapa de transferencias a las Comunidades Autónomas de las competencias en materia de Justicia no se ha completado y corremos el riesgo de padecer un Justicia de dos velocidades, según el territorio en el que residamos”, ha dicho Lesmes.

Por ello, ha advertido de que solo un nuevo modelo de organización permitirá que la Justicia sea más eficiente y ha invitado a los grupos parlamentarios a abrir una “gran reflexión” en la que se aborden las reformas estructurales pendientes, para lo que ha ofrecido la colaboración “leal y activa” del órgano de gobierno de los jueces.

Balance de gestión del Consejo General del Poder Judicial

El presidente del TS y del CGPJ también ha hecho balance ante los miembros de la Comisión de Justicia de la gestión llevada a cabo en el actual mandato por el órgano de gobierno de los jueces, de la que ha dicho que se ha caracterizado por la eficacia, el consenso, la austeridad, la transparencia, el servicio a la Carrera Judicial y el servicio al ciudadano.

Así, Lesmes ha explicado que, desde que se constituyó en diciembre de 2013 y hasta finales del año pasado, el CGPJ ha adoptado más de 11.000 acuerdos. Solo en 2015, el Pleno aprobó 254, más del 80 por ciento de ellos por unanimidad.

En cuanto a la gestión económica, el presidente del TS y del CGPJ ha subrayado que el presupuesto del órgano de gobierno de los jueces para 2016 es de 54,9 millones de euros, lo que supone una reducción de ocho millones respecto al de 2013 –el del Consejo anterior al actual- y de 23 millones respecto al de 2010. Especialmente significativa ha sido la minoración de los gastos de protocolo, que se han reducido a la quinta parte.

La decidida apuesta por la transparencia hecha por el Consejo desde el inicio de su mandato tuvo continuación el año pasado: a la información ya disponible en el Portal de Transparencia puesto en marcha el 2 de julio de 2014 se han añadido las fichas que informan del patrimonio económico de los altos cargos de la institución; el primer directorio de jueces y órganos judiciales de acceso público; y los Portales de Transparencia de los Tribunales Superiores de Justicia, en los que ciudadanos y profesionales pueden acceder a información de utilidad como las normas de reparto, las agendas de señalamientos o los calendarios de guardia.

Además, Lesmes ha anunciado que próximamente se podrán consultar las autorizaciones de compatibilidad concedidas a los miembros de la Carrera Judicial para el desarrollo de otra actividad, de modo que los ciudadanos podrán conocer con qué permisos –y para qué actividad concreta- cuentan los jueces, lo que supondrá una garantía adicional de imparcialidad. Esta información ya figura en los acuerdos de la Comisión Permanente que aparecen semanalmente en el Portal de Transparencia, pero ahora se podrá consultar de manera fácil y ordenada.

El presidente del TS y del CGPJ ha informado también de la aprobación del primer Plan de Prevención de Riesgos de la Carrera Judicial; de los trabajos para aprobar un Reglamento de los Jueces de Adscripción Territorial; y de la política de cobertura de plazas judiciales, que ha permitido que la cifra de 395 jueces sin plaza al inicio del mandato del actual Consejo se haya reducido hasta los 119.

En relación con este asunto, Lesmes ha insistido en la necesidad de crear nuevas plazas judiciales y ha recordado que, el pasado 25 de febrero, el Pleno del Consejo General del Poder Judicial aprobó por unanimidad una declaración institucional en la que consideró “ineludible e inaplazable” el aumento de la planta judicial.

Compromiso de los jueces en la lucha contra la corrupción

Durante su intervención ante la Comisión de Justicia, el presidente del Poder Judicial ha destacado entre las actuaciones del Consejo en apoyo de la Carrera Judicial la creación en 2015 de la Unidad de Apoyo para Causas por Corrupción (UACC), que desde el pasado mes de marzo atiende las peticiones de los jueces en esta materia.

Lesmes ha manifestado, en relación con este tema, que los jueces españoles “actúan con plena integridad y es firme su compromiso en la lucha contra la corrupción”, y ha dicho estar plenamente convencido de la implicación de todos ellos a la hora de dar respuesta a este grave fenómeno delictivo.

“Es necesario que la sociedad perciba claramente que la Justicia, y los jueces, actúan; que la sensación de los ciudadanos sea que nuestros jueces responden aplicando la ley, y solo la ley, cuando investigan y enjuician los casos de corrupción. La realidad es que los jueces actúan ante la corrupción con plena imparcialidad e integridad; es importante que esa realidad también sea percibida así por parte de los ciudadanos”, ha añadido.

Actuaciones dirigidas a los sectores más vulnerables de la sociedad

El presidente del TS y del CGPJ ha destacado la especial sensibilidad demostrada por el Consejo y por los jueces con los colectivos más vulnerables de la sociedad, como las víctimas de la violencia de género, las personas con discapacidad o las más afectadas por la crisis económica.

En relación con la violencia de género, Lesmes ha hecho un llamamiento a no escatimar ningún esfuerzo en su erradicación y ha dicho que “mientras sigan muriendo mujeres a mandos de sus parejas o exparejas, mientras siga habiendo niños que se quedan huérfanos por esta brutalidad o mientras siga habiendo mujeres que viven aterrorizadas por el maltrato, nada de lo que podamos hacer hará que nos sintamos satisfechos”.

Entre las actuaciones desarrolladas en el último año por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, además de las dedicadas a la especialización y formación de los jueces y la realización de estudios y campañas de sensibilización, destacan su participación en la revisión del formulario de valoración policial del riesgo de la víctima y en un Protocolo de actuación en el ámbito penitenciario para garantizar que los agresores portan los dispositivos de seguimiento por medios telemáticos cuando disfrutan de un permiso penitenciario o son excarcelados.

En 2015, los órganos judiciales acordaron 25.679 órdenes de protección, un 59,1 por ciento de las solicitadas, lo que supone un incremento de un punto respecto al año anterior; adoptaron 57.366 medidas cautelares penales como la orden de alejamiento –acordada en el 76,1 por ciento de los casos- y, entre las medidas cautelares civiles, subieron significativamente las de protección a los menores: suspensión del régimen de visitas, suspensión de la patria potestad y suspensión de la guarda y custodia.

El CGPJ también ha prestado atención prioritaria a la protección de los derechos de las personas con discapacidad, ámbito en el que el Foro Justicia y Discapacidad ha desarrollado una intensa actividad: nombramiento de los delegados de Discapacidad en los Tribunales Superiores de Justicia, publicación del libro “Discapacidad e infancia” y firma con el Boletín Oficial del Estado de un convenio de colaboración para la coedición del “Código de la Discapacidad”, que reúne las normas más importantes en esta materia y al que se puede acceder gratuitamente en la web del BOE.

El órgano de gobierno de los jueces ha trabajado asimismo en la mejora de la respuesta de las instituciones ante los desahucios de personas en situación de vulnerabilidad, consciente de que es uno de los problemas que más afectan a los ciudadanos.

Para ello, se han firmado o revisado –para dotarlos de mayor efectividad y contenido- convenios de colaboración con distintas Comunidades Autónomas y Federaciones de Municipios, Comarcas y Provincias que permitirán la detección de supuestos de vulnerabilidad con ocasión del lanzamiento de la vivienda habitual y la adopción de medidas de carácter social.

Esa sensibilidad hacia los afectados por los problemas derivados de la crisis económica se ha puesto de manifiesto también en asuntos como el de las preferentes, en el que el Consejo, dentro de sus competencias, ha tratado de favorecer una respuesta judicial más ágil especializando Juzgados en algunas localidades, para que pudieran atender con mayor celeridad las demandas interpuestas por los perjudicados.

Por último, Lesmes ha hecho referencia a los esfuerzos desarrollados por el Consejo en el ámbito de la mediación con el fin de consolidarla como sistema de resolución de conflictos alternativo al procedimiento judicial; visualizar la labor que se viene realizando ante los propios jueces, los profesionales y los ciudadanos; y velar por la calidad de la mediación intrajudicial que se lleva a cabo en los órganos jurisdiccionales.

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWolters Kluwer no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar

Últimos tweets

NÚMEROS DISPONIBLES

Scroll