USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Cargando. Por favor, espere

Europa quiere regular a los robots

Europa quiere regular a los robots

Alejandro Sánchez del Campo Redonet

Abogado. Fundador y director de Replicante Legal

Diario La Ley, Nº 4, Sección Ciberderecho, 28 de Febrero de 2017, Editorial Wolters Kluwer

LA LEY 2253/2017

Comentarios
Resumen

Este artículo analiza los principales aspectos del informe con recomendaciones destinadas a la Comisión sobre normas de Derecho civil sobre robótica recientemente aprobado por el Parlamento Europeo. En especial, las cuestiones relativas a la responsabilidad derivada de las acciones u omisiones y los aspectos sobre fiscalidad y seguridad social.

«Somos la última generación que será más inteligente que sus máquinas»

I. ANTECEDENTES

El tema de la regulación de los robots lleva varios años en el punto de mira de las instituciones europeas. En octubre de 2013 se planteó una tímida pregunta al Parlamento sobre los derechos de los robots (1) . Antes, en marzo de 2012, la Comisión Europea habilitó un partida presupuestaria para financiar un proyecto llamado robolaw (2) , con el objetivo de elaborar un informe detallado con todas las cuestiones éticas y legales que plantean los robots, así como ofrecer orientaciones y principios que puedan guiar a los reguladores europeos y nacionales cuando tengan que legislar sobre esta cuestión.

La iniciativa, liderada por la profesora Erica Palmerini de la Scuola Superiore Sant´ Anna de Pisa, presentó su informe final en octubre de 2014. En artículos anteriores he tratado el proyecto robolaw en profundidad (3) .

En enero de 2015, el comité de asuntos legales (JURI) del Parlamento Europeo creó un grupo de trabajo para abordar los temas legales relativos al desarrollo de la robótica y la inteligencia artificial (4) , con un foco especial en la redacción de reglas de derecho civil sobre esta materia.

Dicho grupo de trabajo celebró varias reuniones y en junio de 2016 hizo público un borrador de informe con recomendaciones a la Comisión (5) , que generó cierto revuelo porque, según algunos medios (6) , el objetivo de la Unión Europea es que los robots sean personas electrónicas, paguen impuestos y sus titulares coticen su seguridad social. Como pasa frecuentemente, el titular de la noticia andaba bastante alejada de la realidad o, al menos, no reflejaba fielmente el contenido del documento.

El grupo de trabajo solicitó informes adicionales, entre ellos los de los profesores Bertolini y Palmerini (7) y el de la Dirección General de Políticas Internas del propio Parlamento (8) . También se valoraron las opiniones de los distintos comités de la cámara (9) .

El documento y los informes fueron analizados y debatidos internamente por los europarlamentarios, quienes aprobaron el pasado 27 de enero de manera mayoritaria (396 votos a favor, 123 en contra y 85 abstenciones) el texto definitivo del dossier con recomendaciones destinadas a la Comisión sobre normas de Derecho civil sobre robótica (10) , en el que intervino como ponente la luxemburguesa Mady Delvaux.

El objetivo del presente artículo es, precisamente, analizar los aspectos principales del citado informe finalmente aprobado, aunque también haremos alguna mención al borrador publicado en junio de 2016 cuando nos parezca que ha habido un cambio de criterio relevante.

II. IMPORTANCIA Y PELIGROS DE LA ROBÓTICA

El informe comienza aportando varios datos que nos dan una idea de la relevancia económica de este sector: entre 2010 y 2014 las ventas de robots aumentaron un 17 % de media cada año; en 2014 las ventas registraron el mayor incremento anual observado hasta ahora —un 29 %— y, a lo largo del último decenio, se han triplicado las solicitudes anuales de patentes en el sector de la tecnología robótica.

En los considerandos del documento se señala que el desarrollo de la robótica y de la inteligencia artificial tiene el potencial suficiente para transformar el modo de vida y las formas de trabajo, aumentar los niveles de eficiencia, ahorro y seguridad, mejorar la calidad de los servicios y generar eficiencia y ahorro, no solo en la producción y el comercio, sino también en ámbitos como el transporte, la asistencia sanitaria, las operaciones de salvamento, la educación y la agricultura.

Sin embargo, el Parlamento no es ajeno a los grandes desafíos que plantean estas nuevas tecnologías, principalmente la pérdida de intimidad y la destrucción de puestos de trabajo causada por la creciente automatización de tareas y la posibilidad de que, a largo plazo, la inteligencia artificial llegue a superar la capacidad intelectual humana.

III. RESPONSABILIDAD Y PERSONALIDAD JURÍDICA

En cualquier caso, el foco principal del informe son las reglas civiles aplicables a los robots y, en especial, las cuestiones relativas a la responsabilidad derivada de sus acciones u omisiones.

Bajo el régimen jurídico actual, los propios robots no pueden ser considerados sujetos responsables de sus actos u omisiones. De acuerdo con lo previsto en la Directiva 85/374/CEE del Consejo, de 25 de julio de 1985 (LA LEY 1943/1985) (11) , el fabricante será responsable de los daños ocasionados por los defectos de fabricación de un robot a condición de que el perjudicado pueda demostrar el daño real, el defecto del producto y la relación de causa a efecto entre el defecto y el daño

La dificultad estriba en que su autonomía (12) para tomar decisiones aumenta de forma paralela al desarrollo de la inteligencia artificial, lo que, a juicio del Parlamento, plantea la duda, primero, sobre la naturaleza legal de los robots inteligentes y autónomos y, segundo, sobre si éstos encajan en las categorías existentes —personas físicas, jurídicas, animales y objetos— o si sería apropiado crear una nueva categoría legal con sus propias características jurídicas.

Contrariamente a lo que se ha afirmado en las noticias aparecidas en distintos medios de comunicación, el informe no se pronuncia en favor de esta opción sino que, en su apartado 59,requiere a la Comisión para que explore y analice las implicaciones de varias soluciones, entre ellas «crear a largo plazo una personalidad jurídica específica para los robots, de forma que como mínimo los robots autónomos más complejos puedan ser considerados personas electrónicas responsables de reparar los daños que puedan causar, y posiblemente aplicar la personalidad electrónica a aquellos supuestos en los que los robots tomen decisiones autónomas inteligentes o interactúen con terceros de forma independiente».

De acuerdo con el notario Javier González Granado (13) , el redactor del documento lo que está pensando es en lo que se denomina «Inteligencia Artificial Fuerte», esto es: un hipotético sistema capaz de emular el total funcionamiento de la mente humana incluyendo, no solo la capacidad de resolución de multitud de tareas, sino también los sentimientos, la creatividad y la auto-conciencia. Como apunta González Granado, dicho planteamiento está conectado con el debate sobre la atribución de personalidad a entidades no humanas, como de hecho ya ha ocurrido con las personas jurídicas, incluso aquellas que son unipersonales.

A juicio de Francisco Rosales de Salamanca (14) , también notario, el problema no radica tanto en la atribución de personalidad jurídica sino en la capacidad de obrar, es decir, en determinar cuáles son las acciones que un sujeto de derecho puede realizar. En su opinión, debemos también analizar la titularidad de los robots y quién está legitimado para usarlos. Argumenta Rosales de Salamanca que el problema de la titularidad adquiere una especial relevancia en los casos de robots dotados de inteligencia artificial pues su aprendizaje es progresivo y, en consecuencia, es importante determinar hasta qué punto sus actos son fruto del programa que usan en origen o del aprendizaje y el uso que de dicho programa haya realizado su dueño o persona encargada de la formación de la máquina en cuestión.

Relacionado con lo anterior, el informe finalmente aprobado considera que el futuro instrumento legislativo que regule esta cuestión debería basarse en una evaluación en profundidad ejecutada por la Comisión que determine si debe aplicarse el enfoque de la responsabilidad objetiva (15) o, por el contrario, el de gestión de riesgos (16) . En este punto ha habido una modificación de la postura inicial del Parlamento, puesto que en la versión previa del informe se apostaba claramente por la aplicación del principio de responsabilidad objetiva.

Lo que sí deja claro el Parlamento es que dicho instrumento legislativo no debería, en modo alguno, restringir el tipo o el alcance de los daños y perjuicios que puedan ser objeto de compensación, ni tampoco limitar la naturaleza de dicha compensación, por el único motivo de que los daños y perjuicios hayan sido causados por un agente no perteneciente a la especie humana.

Por su parte, el apartado 56 del informe propone una peculiar graduación de la responsabilidad en función de la capacidad de aprender del robot: la responsabilidad de las partes implicadas debería ser proporcional al nivel de instrucciones dadas al robot y a su autonomía, de forma que, cuanto mayor sea la capacidad de aprender o la autonomía del robot, menor será la responsabilidad de las partes y, cuanto más se haya prolongado la «educación» del robot, mayor será el grado de responsabilidad del «profesor». La idea es interesante a nivel conceptual pero no pero no tengo tan claro cómo se va a concretar su plasmación en la norma.

Por otro lado, el Parlamento, consciente de la dificultad práctica de atribuir la responsabilidad en los casos de máquinas cada vez más autónomas, ofrece como posible solución la obligatoriedad de contar con un seguro que se podría complementar con fondo de compensación, para los casos no cubiertos por el seguro y apremia a la Comisión para que explore las implicaciones de estos y otros esquemas, incluido un instrumento tipo classaction para los consumidores que deseen reclamar de forma colectiva una reparación por los daños y perjuicios derivados del incorrecto funcionamiento de máquinas inteligentes a las empresas productoras responsables (apartado 59.g).

IV. DEFINICIÓN DE ROBOT INTELIGENTE Y REGISTRO

El informe pide a la Comisión que implante una definición europea común de robots autónomos e inteligentes, que serán aquellos que cumplan las siguientes características:

  • capacidad de adquirir autonomía mediante sensores y/o mediante el intercambio de datos con su entorno (interconectividad) y el intercambio y análisis de dichos datos;
  • capacidad de autoaprendizaje a partir de la experiencia y la interacción (criterio facultativo);
  • un soporte físico mínimo;
  • capacidad de adaptar su comportamiento y acciones al entorno;
  • inexistencia de vida en sentido biológico;

El informe considera primordial que se cree un sistema global de registro de robots inteligentes y pide a la Comisión que establezca los criterios para la clasificación de las máquinas que tendrían que registrarse.

V. FISCALIDAD Y SEGURIDAD SOCIAL

Es, sin duda, uno de los aspectos más polémicos del documento.

Con respecto a la fiscalidad y a la seguridad social lo que proponía el borrador erala consideración de una eventual necesidad de incorporar requerimientos de reporte a las empresas sobre la extensión y proporción de la contribución de la robótica y la inteligencia artificial a los resultados económicos de la compañía, a los efectos de contribuciones fiscales y de seguridad social, todo ello enmarcado en el debate sobre la conveniencia de introducir conceptos como el de renta básica universal (17) .

El informe final, sin embargo, se conforma con pedir «un debate integrador sobre los nuevos modelos de empleo y sobre la sostenibilidad de nuestros sistemas tributarios y sociales tomando como base unos ingresos suficientes, incluida la posible introducción de una renta básica mínima».

Es probable que el rechazo a la «robot tax» se haya debido al lobby de la IRF (Federación Internacional de Robótica) que entendía que esa medida tendría un efecto muy negativo en la competitividad del mercado y en el propio empleo (18) .

Recientemente, Bill Gates se ha manifestado (19) en favor de que las tareas realizadas por robots abonen los mismos impuestos que las ejecutadas por los humanos. Propone gravar los beneficios derivados de los ahorros que genera la automatización así como establecer un impuesto sobre los robots, con el fin de que las personas que pierden sus puestos de trabajo se puedan dedicar a tareas asistenciales de niños y ancianos.

En el lado opuesto, el jefe de opinión del diario El País, José Ignacio Torreblanca, considera (20) que «desde que la humanidad tiene conciencia de sí misma, ha diseñado máquinas para sustituir el trabajo. Y siempre ha visto el proceso como una liberación, no como una subordinación o, simplemente, se ha resignado. Nuestra vida está rodeada de máquinas, como la lavadora, que han quitado el trabajo a alguien, y ya les hemos puesto impuestos, sobre el consumo, pero no sobre el trabajo. Cuando fijamos impuestos sobre el trabajo a los robots es porque les estamos reconociendo como iguales, no como máquinas».

Sin duda, la controversia está abierta. De hecho, éste fue uno de los asuntos que más se debatió en robotiuris (21) , el primer congreso sobre aspectos legales de la robótica y la inteligencia artificial, celebrado en Madrid el pasado mes de noviembre.

En mi opinión, antes de pensar en establecer ningún impuesto o gravamen específico sobre los robots deberíamos contar con informes que analicen los efectos reales y potenciales de la automatización en diferentes países y sectores y evalúen las distintas medidas posibles que se pueden adoptar.

VI. EL «BOTÓN DE LA MUERTE» Y OTROS PRINCIPIOS PARA DISEÑADORES Y USUARIOS

De acuerdo con algunos medios (22) , los europarlamentarios quieren que los robots inteligentes estén equipados con un «botón de la muerte» que permita desconectarlos si amenazan la vida de un ser humano.

Nuevamente, los periodistas han hecho una interpretación ciertamente libre del documento. La única mención a los killswitches aparece en el anexo y, más concretamente, en el apartado relativo a los principios que deben regir el trabajo de los desarrolladores de robots y de sistemas de inteligencia artificial. En particular, cita el informe que los diseñadores«deberán integrar mecanismos de salida evidentes (teclas de interrupción de urgencia) que deberán ser coherentes con los objetivos de diseño razonables».

Otra recomendación importante arrojada es que los diseñadores deberán asegurarse de que los robots son identificables como tales al relacionarse con seres humanos. Tengo curiosidad por ver cómo se va a aplicar esta previsión en un mundo poblado de máquinas inteligentes que serán capaces de superar sin problemas el Test de Turing (23) y donde la realidad virtual y la ciberrealidad (24) van a ir ganando terreno progresivamente.

El apartado referido a la «licencia para los usuarios» es bastante confuso pues mezcla unas prohibiciones bastante obvias («los usuarios no están autorizados a modificar los robots para utilizarlos como armas») con unos «derechos» que, más bien, parecen verdaderas obligaciones para los fabricantes («los usuarios estarán autorizados a hacer uso de un robot sin miedo de perjuicio físico o psicológico» o «los usuarios deben tener derecho a esperar que un robot efectúe las tareas para las que haya sido expresamente concebido», a título ejemplificativo).

VII. TRANSPARENCIA Y EXPLICABILIDAD DE LOS ALGORITMOS CON INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Un algoritmo es un software con una secuencia de instrucciones para ejecutar una determinada tarea. Habitualmente utilizan algún tipo de mecanismo de inteligencia artificial. Entonces, ¿por qué son tan importantes? Básicamente porque son los responsables, tanto de la elaboración de perfiles que evalúan nuestros aspectos personales (rendimiento en el trabajo, situación económica, salud, preferencias o intereses, fiabilidad y en general la situación de un individuo y de su familia), como desde la toma de decisiones basadas en esa información. Dicho de otra manera, son los responsables —entre otras muchas cosas— de que te concedan o no un crédito bancario o de la cuantía de la prima que te corresponde pagar por el seguro del coche. Esta tendencia va a más, lo que ha dado origen a la expresión «el gobierno de los algoritmos».

El problema es que los algoritmos no siempre funcionan como deberían, lo que puede ser debido a los datos de los que se alimentan o a la forma en la que éstos se procesan o valoran (25) .

Conscientes de esta realidad, los redactores del informe ponen el énfasis sobre el principio de transparencia (siempre ha de ser posible justificar cualquier decisión que se haya adoptado con ayuda de la inteligencia artificial y que pueda tener un impacto significativo sobre la vida de una o varias personas) y consideran que siempre debe ser posible reducir los cálculos del sistema de inteligencia artificial a una forma comprensible para los humanos. En esta misma línea, el documento recomienda que los robots avanzados estén equipados con una «caja negra» que registre los datos de todas las operaciones efectuadas por la máquina, incluidos, en su caso, los pasos lógicos que han conducido a la formulación de sus decisiones.

Aunque no se ha prestado mucha atención a este apartado del informe, creo que es uno de los más sobresalientes, precisamente por la importancia que va a gozar esta cuestión en el futuro próximo. Si no somos capaces de entender la forma en que la inteligencia artificial aprende y toma decisiones, corremos el riesgo de perder el control sobre aspectos cada vez más críticos de nuestra existencia.

VIII. PROPIEDAD INTELECTUAL Y SEGURIDAD DESDE EL DISEÑO

Resulta llamativo el paso atrás que se ha dado en este punto. En el borrador de informe de junio se instaba a la Comisión a elaborar criterios sobre la «creación intelectual propia» para el caso de obras sujetas a derechos de autor que hayan sido generadas por ordenadores o robots. Es decir, se reconocía que las máquinas podrían llegar a ser autoras de obras sujetas a derechos de propiedad intelectual.

En el documento final únicamente se «pide a la Comisión que apoye un enfoque horizontal y de neutralidad tecnológica para la propiedad intelectual en los distintos sectores en que se pueda utilizar la robótica». Me gustaría entender cuál ha sido el razonamiento para sustituir el párrafo anterior por una referencia tan insustancial.

En cuanto a los temas relacionados con la seguridad, el informe resalta la responsabilidad de los diseñadores de robótica e inteligencia artificial a la hora de desarrollar productos que sean seguros, fiables y que cumplan su función y, además, hace un llamamiento a la Comisión y a los Estados miembros de apoyo e incentivación del desarrollo de la tecnología necesaria, incluida la seguridad desde el diseño.

IX. CUESTIONES ÉTICAS

Al igual que robolaw, el informe del Parlamento no se ocupa únicamente de cuestiones jurídicas, sino que aborda también temas morales. En concreto, propone que igualmente los aspectos éticos sean considerados en el diseño, producción y uso de los robots a través de autorregulación y, en este sentido, adjunta al informe un código de conducta ética para los ingenieros en robótica, a los que exhorta a respetar los siguientes principios:

  • Beneficencia, los robots deben actuar en beneficio del hombre;
  • Principio de no perjuicio o maleficencia, la doctrina de «primero, no hacer daño», en virtud del cual los robots no deberían perjudicar a las personas;
  • Autonomía, la capacidad de tomar una decisión con conocimiento de causa e independiente sobre los términos de interacción con los robots;
  • Justicia la distribución justa de los beneficios asociados a la robótica y la asequibilidad de los robots utilizados en el ámbito de la asistencia sanitaria a domicilio y de los cuidados sanitarios en particular.

X. OTROS TEMAS ABORDADOS EN EL INFORME

El Parlamento reclama a la Comisión que estudie la posibilidad de designar una agencia europea para la robótica y la inteligencia artificial (26) . No queda claro, no obstante, si están pensando más un organismo asesor o en uno regulador. Sus funciones principales serían: controlarlas aplicaciones basadas en robótica; recomendar medidas regulatorias; hacer frente a posibles problemas de protección de los consumidores e informar anualmente al Parlamento sobre los últimos avances de la robótica.

Otro asunto sugestivo que aborda el informe es el del mejoramiento del cuerpo humano. Los denominados sistemas ciberfísicos (SCF) pueden modificar sustancialmente el concepto de persona, en cuanto que son tecnologías que se implantan directamente en un cuerpo humano (que, además, no tiene que estar enfermo). Por ello, el informe destaca la importancia de establecer con carácter de urgencia comités de ética sobre robótica en los hospitales, al tiempo que señala los riesgos de la manipulación o la desconexión de los SCF integrados en el cuerpo humano o, incluso, del borrado de su memoria, ya que ello podría poner en peligro la salud humana o, en un caso extremo, la vida de la persona.

El Parlamento llama la atención sobre las previsiones de la Comisión según las cuales Europa podría tener que hacer frente hasta el año 2020 a una escasez de hasta 825 000 profesionales en el sector tecnológico y, en segundo lugar, sobre el hecho de que el 90 % de los puestos de trabajo requerirá, en breve, al menos unas capacidades digitales básicas. Creo que debemos considerar esta circunstancia como una enorme oportunidad (normalmente algo denostada entre el sector de la abogacía en particular) y, por tanto, empezar a adquirir nuevas habilidades o capacidades que serán sin duda demandadas a corto plazo, como por ejemplo conocimientos de programación informática.

Finalmente, el informe urge a la Comisión para que prepare una propuesta de directiva sobre leyes de derecho civil para la robótica.

XI. LA CONSULTA PÚBLICA SOBRE ROBÓTICA E INTELIGENCIA ARTIFICIAL

En paralelo a la votación del informe en el Parlamento, el comité de asuntos legales (JURI) de dicho organismo ha lanzado una consulta pública (27) que estará abierta hasta el 30 de abril de 2017. El objetivo de esta consulta es promover un debate lo más amplio y profundo posible con todas las partes involucradas (ciudadanos, empresas, administraciones públicas, etc.).

Tal consulta busca específicamente opiniones concernientes a cómo abordar mejor los desafíos éticos, económicos, jurídicos y sociales relacionados con la robótica y la inteligencia artificial. Las respuestas y comentarios obtenidos contribuirán, por una parte, a la confección de nuevas iniciativas del Parlamento Europeo y, por otra, a la consiguiente evaluación de la viabilidad y del contenido de otras posibles iniciativas políticas de la Unión Europea en materia de robótica e inteligencia artificial para maximizar las oportunidades socioeconómicas que proporcionan estas tecnologías.

XII. INICIATIVAS SIMILARES EN OTROS PAÍSES EUROPEOS Y EN EEUU

Sin perjuicio del trabajo del Parlamento, otros países europeos también consideran este asunto de esencial relevancia y están tomando iniciativas similares. El Comité de la Agenda Digital de Alemania celebró el 22 de junio de 2016 una sesión sobre «los efectos de la robótica en la economía, el trabajo y la sociedad» (28) .

El Parlamento británico emitió, en marzo de 2016, una consulta pública (29) en la que se preguntaba, entre otras cuestiones, por las implicaciones de la robótica y la inteligencia artificial en el mercado de trabajo; la forma en que las oportunidades sociales y económicas que ofrecen estas nuevas tecnologías están siendo explotadas para ofrecer beneficios al país; los problemas sociales, legales y éticos vinculados a la evolución de la robótica y las tecnologías de inteligencia artificial y la forma en que deben ser tratados, y las medidas que debería tomar el Gobierno para ayudar en la financiación, la investigación y la innovación en estas materias. Es conveniente destacar que la página web del Parlamento británico no se limita a publicar la encuesta, sino que ofrece además informes del Gobierno y vídeos que recogen las opiniones que los expertos han expresado durante el debate convocado por el comité encargado de esta cuestión.

En EEUU, la Oficina de Políticas sobre Ciencia y Tecnología (OSTP, por sus siglas en inglés) de la Casa Blanca ha hecho pública una iniciativa similar (30) . Consciente de la importancia de la inteligencia artificial (IA), desea conocer el punto de vista de los consumidores, investigadores académicos, empresas privadas y ONGs. La OSTP está particularmente interesada en las respuestas relacionadas con los siguientes temas: las implicaciones legales y de gobierno de la IA; su uso para el bien público; las cuestiones de seguridad y de control de la IA, así como sus implicaciones sociales y económicas; las lagunas de investigación más importantes de la IA que deben ser abordados para avanzar en este campo; la formación científica y técnica necesarias para aprovechar el potencial de la AI, o bien los pasos específicos que puedan ser implementados por el Gobierno, los institutos de investigación y las universidades para fomentar una correcta investigación multidisciplinar en IA.

En la misma línea, la OSTP anunció en marzo de 2016 la organización de una serie de seminarios públicos sobre temas de inteligencia artificial para estimular el diálogo e identificar los desafíos y oportunidades relacionados con esta tecnología emergente (31) . Dichos seminarios se han celebrado en distintas universidades del país y han acometido aproximaciones tan sugerentes como la seguridad y control de la inteligencia artificial o sus implicaciones sociales y económicas a corto plazo. Gran parte de los materiales (vídeos con las intervenciones de los expertos y presentaciones que utilizan) se publican en la web de la universidad que ha alojado el evento y se puede acceder a ellos gratis y sin limitaciones de ningún tipo.

El propio presidente Obama (32) daba su opinión sobre la inteligencia artificial en una reciente entrevista con el editor jefe de la revista Wired y el Director del Media Lab del MIT.

Personalmente, echo en falta un debate similar en España. Creo que el Gobierno debería impulsar iniciativas como todas las mencionadas si queremos que nuestro país juegue un papel destacado en el sector de la robótica y la inteligencia artificial.

(1)

http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//TEXT+WQ+E-2013-011289+0+DOC+XML+V0//EN

Ver Texto
(2)

http://www.robolaw.eu/

Ver Texto
(3)

http://replicantelegal.com/robolaw-i-orientaciones-para-regular-los-robots-en-europa/

http://replicantelegal.com/robolaw-ii-coches-sin-conductor/

http://replicantelegal.com/robolaw-iii-el-debate-sobre-las-mejoras-en-el-cuerpo-humano-y-algunas-reflexiones-sobre-robots-cirujanos-y-robots-cuidadores/

Ver Texto
(4)

http://www.europarl.europa.eu/committees/en/juri/subject-files.html;jsessionid=BC99F48A4A420741A24E04FD184C34C6.node2?id=20150504CDT00301

Ver Texto
(5)

http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//NONSGML%2BCOMPARL%2BPE-582.443%2B01%2BDOC%2BPDF%2BV0//EN

Ver Texto
(6)

https://hipertextual.com/2016/06/la-union-europea-robots

Ver Texto
(7)

Regulating robotics: a challenge for Europe. http://web.jus.unipi.it/summer-lisbon/wp-content/uploads/sites/3/2014/06/Paper-Bertolini-Palmerini.pdf

Ver Texto
(8)

European Civil Law Rules in Robotics. Study for the JURI Committee.http://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/STUD/2016/571379/IPOL_STU%282016%29571379_EN.pdf

Ver Texto
(9)

En concreto, han emitido su opinión los siguientes comités: Transporte y turismo; Libertades civiles, justicia y asuntos de interior; Empleo y asuntos sociales; Medio ambiente, salud pública y seguridad alimentaria; Industria, investigación y energía; Mercado interior y protección del consumidor. Todas las opiniones se han incorporado como anexo al informe final del Parlamento.

Ver Texto
(10)

http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//NONSGML+REPORT+A8-2017-0005+0+DOC+PDF+V0//ES

Ver Texto
(11)

Directiva 85/374/CEE del Consejo, de 25 de julio de 1985 (LA LEY 1943/1985), relativa a la aproximación de las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas de los Estados miembros en materia de responsabilidad por los daños causados por productos defectuosos (DO L 210 de 7 de agosto de 1985, pág. 29).

Ver Texto
(12)

Autonomía se define como la capacidad de tomar decisiones y aplicarlas en el mundo exterior, con independencia de todo control o influencia externos.

Ver Texto
(13)

http://tallerdederechos.com/derecho-y-robots-en-la-union-europea-hacia-una-persona-electronica/

Ver Texto
(14)

https://www.notariofranciscorosales.com/puede-robot-sujeto-derecho/

Ver Texto
(15)

La responsabilidad objetiva únicamente exige probar que se ha producido un daño o perjuicio y el establecimiento de un nexo causal entre el funcionamiento perjudicial del robot y los daños o perjuicios causados a la persona que los haya sufrido

Ver Texto
(16)

El enfoque de gestión de riesgos no se centra en la persona «que actuó de manera negligente» como personalmente responsable, sino en la persona que es capaz, en determinadas circunstancias, de minimizar los riesgos y gestionar el impacto negativo

Ver Texto
(17)

Hace unos meses se celebró un referéndum en Suiza sobre la conveniencia de instaurar una renta mínima mensual de unos 2.300 euros para garantizar una vida digna para todos los ciudadanos. La propuesta fue desestimada mayoritariamente:

http://www.expansion.com/economia/2016/06/05/575418c422601d05178b459b.html

Por el contrario, Finlandia acaba de aprobar dar 560 euros a 2000 personas en paro para evaluar los efectos del modelo de renta básica. http://www.elconfidencial.com/mundo/2017-01-03/560-euros-al-mes-finlandia-inicia-su-experimento-con-la-renta-basica-universal_1311460/

Ver Texto
(18)

http://www.reuters.com/article/us-europe-robots-lawmaking-idUSKBN15V2KM

Ver Texto
(19)

https://qz.com/911968/bill-gates-the-robot-that-takes-your-job-should-pay-taxes/

Ver Texto
(20)

Robotofobia: http://elpais.com/elpais/2017/02/22/opinion/1487773869_138056.html

Ver Texto
(21)

http://www.fidefundacion.es/agenda/Robotiuris-I-Congreso-de-los-aspectos-legales-de-la-robotica_ae403721.html

Ver Texto
(22)

http://www.lavanguardia.com/internacional/20170216/4273901443/europa-robots-legislacion-ley.html

http://newatlas.com/robot-kill-switch-personhood-eu-report/47367/

Ver Texto
(23)

El test de Turing (o prueba de Turing) es una prueba de la habilidad de una máquina de exhibir un comportamiento inteligente similar, o indistinguible, del de un humano. https://es.wikipedia.org/wiki/Test_de_Turing

Ver Texto
(24)

Para profundizar en el concepto de ciberrealidad, recomiendo la lectura del libro «El selfie de Galileo» de Carlos Elías.

Ver Texto
(25)

Algunos ejemplos de funcionamiento incorrecto de los algoritmos:

— El servicio de entrega en el mismo día de Amazon no opera en el barrio de Roxbury en Boston (habitado mayoritariamente por negros) y, en cambio, sí lo hace en todos los códigos postales colindantes.

— Un estudio de la Carnegie Mellon University demuestra que los anuncios online de trabajos con salarios por encima de los 200.000 dólares se muestran a un número significativamente menor de mujeres que de hombres.

— Un juzgado de Wisconsin condenó a Eric L. Loomis a seis años de prisión por escapar de la policía. El juez llegó a la conclusión de que Loomis presentaba un «alto riesgo» para la comunidad influenciado en parte por el resultado de la evaluación de Compas, un algoritmo secreto utilizado en Wisconsin para calcular la probabilidad de que alguien vaya a cometer otro delito.

Ver Texto
(26)

Es muy probable que esta idea se haya inspirado en la propuesta del profesor norteamericano Ryan Calo, que apuesta por crear una Federal RoboticsCommission en EEUU. https://www.brookings.edu/research/the-case-for-a-federal-robotics-commission/

Ver Texto
(27)

http://www.europarl.europa.eu/committees/en/juri/public-consultation-robotics-introduction.html

Ver Texto
(28)

En el siguiente enlace se pueden encontrar las respuestas del profesor Ryan Calo a las preguntas que le formularon en su condición de experto en estas materias: https://www.bundestag.de/blob/428266/195a1cde8d5347849accbbe60ed91865/a-drs-18-24-102-data.pdf

Ver Texto
(29)

http://www.parliament.uk/business/committees/committees-a-z/commons-select/science-and-technology-committee/news-parliament-2015/robotics-and-artificial-intelligence-inquiry-launch-15-16/

Ver Texto
(30)

https://www.federalregister.gov/documents/2016/06/27/2016-15082/request-for-information-on-artificial-intelligence#page-41610

Ver Texto
(31)

https://obamawhitehouse.archives.gov/blog/2016/05/03/preparing-future-artificial-intelligence

Ver Texto
(32)

https://www.wired.com/video/2016/10/president-barack-obama-on-the-future-of-ai/

Ver Texto
Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWolters Kluwer no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar

Últimos tweets

NÚMEROS DISPONIBLES

Scroll