Cargando. Por favor, espere

Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Sala de lo Social, Sentencia 47/2017 de 10 Ene. 2017, Rec. 2395/2016

Ponente: Molina Castiella, Ana Isabel.

Nº de Sentencia: 47/2017

Nº de Recurso: 2395/2016

Jurisdicción: SOCIAL

LA LEY 12132/2017

ECLI: ES:TSJPV:2017:139

Condenada una empresa a indemnizar a un trabajador por imponerle un curso de formación en mitad de sus vacaciones

Cabecera

JORNADA LABORAL. Vacaciones. Indemnización por daños morales sufridos por el trabajador como consecuencia de la interrupción de sus vacaciones para realizar un curso de formación que le ordenó la empresa. La empresa tiene obligación de indemnizar al actor los perjuicios causados que van más allá del abono de los gastos de desplazamiento generados y del derecho a disfrutar los días de vacaciones adeudados. Actuación negligente de la empleadora que conocía que el empleado tenía sus vacaciones concedidas esos días, y el derecho al descanso se vio alterado. La responsabilidad de la demandada no se borra porque sea otra entidad la que fija las fechas del curso, máxime cuando ha obligado al trabajador a litigar para reclamar los gastos de desplazamiento y los días de vacaciones adeudados, que es obvio que sabía que le correspondían.

Resumen de antecedentes y Sentido del fallo

El TSJ País Vasco estima el recurso de suplicación interpuesto contra la sentencia del Juzgado de lo Social núm. 3 de Bilbao y condena a la empresa a abonar al trabajador indemnización por los daños morales sufridos por la interrupción del disfrute de sus vacaciones, además de la ya reconocida en la instancia del disfrute de los días de vacaciones debidos.

Texto

RECURSO Nº: Suplicación / E_Suplicación 2395/2016

N.I.G. P.V. 48.04.4-16/000920

N.I.G. CGPJ 48020.44.4-2016/0000920

SENTENCIA Nº: 47/2017

SALA DE LO SOCIAL DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA

DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DEL PAÍS VASCO

En la Villa de Bilbao, a 10 de enero de 2017.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma del País Vasco, formada por los/as Iltmos/as. Sres/as. D. PABLO SESMA DE LUIS, Presidente en funciones, Dª ANA ISABEL MOLINA CASTIELLA y D. JUAN CARLOS BENITO BUTRON OCHOA, Magistrados/as, ha pronunciado

EN NOMBRE DEL REY

la siguiente

SENTENCIA

En el Recurso de Suplicación interpuesto por D. Pedro Jesús contra la sentencia del Juzgado de lo Social num. 3 de los de BILBAO (BIZKAIA) de fecha 15 de septiembre de 2016, dictada en proceso sobre (RPC), y entablado por el citado recurrente frente a GARDA SERVICIOS DE SEGURIDAD S.A. y FOGASA.

Es Ponente la Iltma. Sra. Magistrada Dña. ANA ISABEL MOLINA CASTIELLA, quien expresa el criterio de la Sala.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- La única instancia del proceso en curso se inició por demanda y terminó por sentencia, cuya relación de hechos probados es la siguiente:

"PRIMERO. - El demandante presta servicios para la empresa GARDA SERVICIOS DE SEGURIDAD SA con la categoría profesional de ESCOLTA y salario de 2.895,73 euros.

SEGUNDO. - El trabajador tenia fijadas las vacaciones en el mes de diciembre de 2015, del 8.12.15 en adelante.

El 10.12.15 se le notifica por la empresa una modificación de las vacaciones en la que se señala que los días 14 y 17 de diciembre ha de acudir al curso de formación anual de reciclaje de forma presencial, debiendo realizar ese curso online los días 15 y 16 .

Este curso es impartido por una empresa ajena a la mercantil demandada, empresa que fija las fechas concretas de su realización, a dicho curso fueron convocados el actor y otros trabajadores de la mercantil.

El trabajador acude al curso sin exponer circunstancia alguna que se lo imposibilite.

TERCERO. - El trabajador en el periodo vacacional se encontraba en Astorga, lugar del que es natural, debiendo desplazarse al curso realizando al efecto un gasto de 235,60 euros. El padre del demandante fallece el 26.3.16.

CUARTO. - Intentado el acto de conciliación el 5.2.16 concluyó el mismo sin efecto, no compareciendo la parte demandada. La empresa se allana al abono del importe reclamado como gastos de desplazamiento y al reconocimiento de 4 días adicionales de vacaciones."

SEGUNDO.- La parte dispositiva de la Sentencia de instancia dice:

"ESTIMAR PARCIALMENTE la demanda interpuesta por Pedro Jesús CONDENANDO a la misma a abonar 235,60 euros en gastos de desplazamiento y 5 euros por intereses de demora, y a reconocer al demandante el derecho de disfrute de 4 días de vacaciones adicionales."

TERCERO.- Frente a dicha resolución se interpuso el Recurso de Suplicación, que fue impugnado de contrario.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Entabla recurso de suplicación la parte actora frente a la sentencia de instancia que acoge de forma parcial su reclamación, condenando a GARDA Servicios de Seguridad SA (GARDA) a abonarle 235, 60 euros por gastos de desplazamiento, más 5 euros por intereses de demora, reconociéndole 4 días adicionales de vacaciones.

En su demanda, Don Pedro Jesús reclamaba además 3000 euros de indemnización por los daños morales sufridos como consecuencia de la interrupción de sus vacaciones para realizar el curso de formación que le ordenó la empresa, indicando que se habían vulnerado sus derechos fundamentales, en concreto el derecho a la no discriminación del art.14 CE, a la integridad moral del art.15 CE, y a la garantía de indemnidad, incidiendo en que se vio obligado a dejar a su padre enfermo para realizar ese curso. También solicitaba la imposición de una multa a la demandada por incomparecencia al acto de conciliación previa estando debidamente citada, y la condena en costas.

La decisión judicial rechaza la indemnización de daños y perjuicios porque no se ha vulnerado ningún derecho fundamental de los que invoca el trabajador, subrayando que no se ha demostrado que la empresa conociese que el actor vivía esas circunstancias (enfermedad grave de su padre con el que se encontraba en Astorga en sus vacaciones), dado que nada manifestó, acreditándose por el contrario que recibió la comunicación empresarial y decidió cumplirla sin alegar causa que le impidiera hacerlo, y conocía perfectamente que el curso de reciclaje de primeros auxilios es anual y obligatorio estando ya avanzado el año para realizarlo, y ante la comunicación a la empresa el actor simplemente accedió a acudir al curso durante sus vacaciones.

El rechazo de la multa e imposición de costas por incomparecencia al acto de conciliación descansa en la no coincidencia de lo reclamado con lo reconocido judicialmente, pues solamente en una parte pequeña se ha acogido la reclamación.

El recurso ha sido impugnado por la legal representación de la mercantil.

SEGUNDO.- Los dos primeros motivos, amparados en la letra b) del art.193 LRJS (LA LEY 19110/2011), se dirigen a la reforma de hechos probados, en concreto de los ordinales tercero y cuarto.

El hecho probado tercero indica que el actor se encontraba en Astorga durante su periodo vacacional, lugar del que es natural, debiendo desplazarse al curso realizando al efecto un gasto de 235,60 euros, indicando también que su padre falleció el 26 de marzo de 2016.

Pretende que se añada que su padre "había sido diagnosticado de Neoplasia de recto estadio IV el 6 de agosto de 2015 por el Servicio de Medicina Interna-1 del Complejo Asistencial Universitario de León".

La reforma se acepta dado que tiene suficiente apoyo documental, sin perjuicio de la relevancia que pueda otorgarse al añadido.

No acogemos, sin embargo, la adición que postula al ordinal cuarto; se expresa en el citado hecho probado que "Intentado el acto de conciliación el 5 de febrero de 2016, no compareció la parte demandada", pretendiendo que se complemente con un párrafo que refleje que "constando citada en legal forma".

Descartamos la novación dado que no se cuestiona en ningún momento que la empresa no hubiera sido citada correctamente al acto de conciliación, de forma que la razón de denegar la imposición de las costas y la sanción pecuniaria a la empresa no es la falta de correcta citación de la demandada, sino la no coincidencia de lo reconocido en sentencia con lo reclamado.

TERCERO.- El motivo impugnatorio tercero, de censura jurídica, denuncia la infracción de los arts.1101 y 1104 del Código Civil en relación con el art.38.1, 2 y 3 ET y las SSTS de 11 de febrero de 2015.

A lo largo del mismo, muestra su discrepancia con la conclusión judicial relativa a la inexistencia de vulneración de derechos fundamentales que supuso la orden empresarial de acudir al curso de formación durante cuatro días con la interrupción de su vacaciones, señalando que existió discriminación y perjuicio para el actor, quien conforme al principio "solve et repete", acató la orden recibida sin perjuicio de instar la oportuna reclamación a la empresa, razonando que ha existido perjuicio, que tuvo que desplazarse desde Astorga a Bilbao dejando a su padre enfermo, por lo que sufrió un claro daño moral que ha de resarcirse, y que se cuantifica en 3000 euros conforme a la LISOS, art.40.1 b) (LA LEY 2611/2000), grado medio.

Mostramos nuestra conformidad con la sentencia recurrida que afirma que la empresa no conocía la situación personal del actor (su padre estaba enfermo de gravedad en Astorga, y se hallaba en dicha localidad), cuando le ordenó incorporarse a un curso de formación, que obligatoriamente se ha de realizar anualmente, fijando las fechas concretas de realización la empresa que lo imparte, como también coincidimos con la instancia en que no hubo lesión de derechos fundamentales en esa interrupción del periodo vacacional cuya única causa era realizar el curso obligatorio anual de reciclaje, y que llevó a cabo al igual que otros empleados, por lo que las SSTS de 11 de febrero de 2015 y 5 de febrero de 2013 que invoca no resultan aplicables dado que las mismas contemplan supuestos en los que ha existido lesión de derechos fundamentales, por lo que la cuantificación de la indemnización ni se realiza conforme a los arts.179 y siguientes LRJS (LA LEY 19110/2011), ni cabe acudir al montante de la sanción establecida para la infracción del derecho fundamental en cuestión por la LISOS (Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social, aprobada por Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto (LA LEY 2611/2000)).

Ahora bien, en demanda y en el acto de juicio, al igual que en el recurso, los perjuicios sufridos no solamente se vinculan a la lesión de derechos fundamentales, también a la interrupción en sí de las vacaciones, máxime cuando la empresa no reconoció al actor el derecho a disfrutar de esos días de vacaciones en los que hubo de realizar el curso de formación en otras fechas, no siendo hasta el acto de juicio cuando por primera vez le reconoce ese derecho. Por ello, y sin perjuicio de considerar que la separación del actor esos días de vacaciones de su padre enfermo es una circunstancia sin duda muy dolorosa pero que no es posible tomar en cuenta a efectos indemnizatorios por ser completamente desconocida por la empresa (que es quien ha de indemnizar al trabajador) desde el momento en que el actor no la manifestó, en todo caso en aplicación del art.1101 del Código Civil entendemos que la demandada tiene obligación de indemnizar al actor los perjuicios causados que van más allá del abono de los gastos de desplazamiento generados y del derecho a disfrutar esos días de vacaciones en otras fechas, conclusión que apoyamos en la STS de 30 de marzo de 2016 (rec.2348/2014 (LA LEY 33024/2016)), pues en este supuesto como en el contemplado por el Alto Tribunal en la referida sentencia, la empresa actuó negligentemente porque conocía que el actor tenía sus vacaciones concedidas esos días, derecho al descanso del trabajador que se vio alterado siendo la responsabilidad última de la demandada (que no se borra porque haya encomendado la formación a otra empresa que fija las fechas para realizarla), máxime cuando ha obligado al trabajador a litigar para reclamar los gastos de desplazamiento y los días de vacaciones "adeudados", que es obvio que sabía que le correspondían.

En atención a las circunstancias relatadas y a los parámetros indemnizatorios ofrecidos por el actor (que hemos descartado, según hemos explicado), partiendo siempre de la dificultad de acertar en esta materia tan particular, acogemos parcialmente el motivo al considerar que el actor debe ser indemnizado con el salario que corresponde a cada uno de los días de vacaciones que no disfrutó en diciembre de 2015, ascendiendo el monto indemnizatorio por los daños morales sufridos (conforme al salario del trabajador contenido en el hecho probado primero de la sentencia, 96,53 euros salario día) a 386,12 euros.

CUARTO.- En el último motivo del recurso, con apoyo también en el art.193c) LRJS (LA LEY 19110/2011), denuncia la infracción del art.66.3 LRJS, en relación con el art.97.3 de la misma ley, y SSTS de 7 de mayo de 2010, y de esta Sala de 21 de abril de 2009 (rec.274/2009), y 17 de marzo de 2009 (rec.2980/2008), solicitando al igual que en la instancia, la imposición de costas a la parte demandada y de una multa por su incomparecencia al acto de conciliación.

El art. 66.3 LRJS (LA LEY 19110/2011) establece que "Si no compareciera la otra parte, debidamente citada, se hará constar expresamente en la certificación del acta de conciliación o de mediación y se tendrá la conciliación o la mediación por intentada sin efecto, y el juez o tribunal impondrán las costas del proceso a la parte que no hubiere comparecido sin causa justificada, incluidos honorarios, hasta el límite de seiscientos euros, del letrado o graduado social colegiado de la parte contraria que hubieren intervenido, si la sentencia que en su día dicte coincidiera esencialmente con la pretensión contenida en la papeleta de conciliación o en la solicitud de mediación".

Como ha concluido el Juzgado no procede la imposición de costas pues ni la sentencia de instancia (ni la que ahora dicta la Sala), coincide con la pretensión defendida por el recurrente, como tampoco es posible imponer a GARDA una sanción ex art.97.3 LRJS (LA LEY 19110/2011), dado que si bien no compareció al acto de conciliación, la imposición de la sanción es potestativa, y ni coincide la pretensión actuada con lo reconocido por el Juzgado ni por este Tribunal, ni se aprecia en la actuación de la empresa mala fe o temeridad.

QUINTO.- El parcial acogimiento del recurso de suplicación determina que no haya lugar a la condena en costas ( art.235 LRJS (LA LEY 19110/2011)).

FALLAMOS

Se estima parcialmente el recurso de suplicación interpuesto por la representación legal de Pedro Jesús contra la sentencia del Juzgado de lo Social nº 3 de Bilbao, de fecha 15-9-16, dictada en los autos nº 94/16, seguidos a instancias del hoy recurrente, frente a GARDA SERVICIOS DE SEGURIDAD S.A. y FOGASA, sobre reclamación de cantidad. Se revoca de forma parcial la sentencia condenando a GARDA Servicios de Seguridad SA a abonar al actor 386,12 euros en concepto de indemnización por los daños morales sufridos por el actor por la interrupción del disfrute de sus vacaciones, además de la ya reconocida en sentencia, y del disfrute de los cuatro días de vacaciones no disfrutados en 2015. Sin costas.

Notifíquese esta sentencia a las partes y al Ministerio Fiscal, informándoles de que no es firme, pudiendo interponer recurso de casación para la unificación de la doctrina en los términos y con los requisitos que se detallan en las advertencias legales que se adjuntan.

Una vez firme lo acordado, devuélvanse las actuaciones al Juzgado de lo Social de origen para el oportuno cumplimiento.

Así, por esta nuestra Sentencia, definitivamente juzgado, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

E/

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior sentencia en el mismo día de su fecha por el/la Iltmo/a. Sr/a. Magistrado/a Ponente que la suscribe, en la Sala de Audiencias de este Tribunal. Doy fe.

ADVERTENCIAS LEGALES.-

Contra esta sentencia cabe recurso de casación para la unificación de doctrina ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, que necesariamente deberá prepararse por escrito firmado por Letrado dirigido a esta Sala de lo Social y presentado dentro de los 10 días hábiles siguientes al de su notificación.

Además, si el recurrente hubiere sido condenado en la sentencia, deberá acompañar, al preparar el recurso, el justificante de haber ingresado en esta Sala el importe de la condena; o bien aval bancario en el que expresamente se haga constar la responsabilidad solidaria del avalista. Si la condena consistiere en constituir el capital-coste de una pensión de Seguridad Social, el ingreso de éste habrá de hacerlo en la Tesorería General de la Seguridad Social, una vez se determine por ésta su importe, lo que se le comunicará por esta Sala.

El recurrente deberá acreditar mediante resguardo entregado en la secretaría de esta Sala de lo Social al tiempo de preparar el recurso, la consignación de un depósito de 600 euros.

Los ingresos a que se refieren los párrafos anteriores se deberán efectuar, o bien en entidad bancaria del Banco Santander, o bien mediante transferencia o por procedimientos telemáticos de la forma siguiente:

A) Si se efectúan en una oficina del Banco Santander, se hará en la Cuenta de Depósitos y Consignaciones de dicho grupo número 4699-0000-66-2395-16.

B) Si se efectúan a través de transferencia o por procedimientos telemáticos, se hará en la cuenta número ES55 0049 3569 9200 0500 1274, haciendo constar en el campo reservado al beneficiario el nombre de esta Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, y en el campo reservado al concepto el número de cuenta 4699-0000-66-2395-16.

Están exceptuados de hacer todos estos ingresos las Entidades Públicas, quienes ya tengan expresamente reconocido el beneficio de justicia gratuita o litigasen en razón a su condición de trabajador o beneficiario del regimen público de la Seguridad Social (o como sucesores suyos), aunque si la recurrente fuese una Entidad Gestora y hubiese sido condenada al abono de una prestación de Seguridad Social de pago periódico, al anunciar el recurso deberá acompañar certificación acreditativa de que comienza el abono de la misma y que lo proseguirá puntualmente mientras dure su tramitación.

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWolters Kluwer no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar

Últimos tweets

NÚMEROS DISPONIBLES

Scroll