Cargando. Por favor, espere

S TSJCV 11/10/2005

Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, Sala de lo Social, Sentencia 3177/2005 de 11 Oct. 2005, Rec. 2495/2005

Ponente: Palomar Chalver, Gema.

Nº de Sentencia: 3177/2005

Nº de Recurso: 2495/2005

Jurisdicción: SOCIAL

LA LEY 257488/2005

Cabecera

EXINTICIÓN DEL CONTRATO DE TRABAJO POR INCUMPLIMIENTO EMPRESARIAL. Improcedencia. No existe acoso laboral. Existencia de una foto de la película Shreck expuesta en el tablón de anuncios de la sección de frescos en la que se lee en la parte superior y en la parte inferior adivina quién es quién, con lo que no afectaba al actor únicamente sino a toda la sección. Fotomontaje de Shreck con el rostro del trabajador por iniciativa propia sus compañeros, siguiendo la costumbre que existía de gastarse bromas, que era conocida y consentida por sus superiores.

Texto

En Valencia, a once de octubre de dos mil cinco

7

Rec. c/ sent. 2495/2005

Recurso contra Sentencia núm. 2495/2005

Ilmo. Sr. D. Francisco José Pérez Navarro

Presidente

Ilma. Sra. Dª Teresa Pilar Blanco Pertegaz.

Ilma. Sra. Dª. Gema Palomar Chalver

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, compuesta por los Ilmos. Sres. Magistrados citados al margen, ha dictado la siguiente,

SENTENCIA Nº 3177/2005

En el Recurso de Suplicación núm. 2495/2005, interpuesto contra la sentencia de fecha 2 de Marzo de 2005, dictada por el Juzgado de lo Social núm. Dos de Elche, en los autos núm. 1296/2004, seguidos sobre Extinción Contrato, a instancia de D. Alvaro, asistido del Letrado D. Jose Antonio Pla García, contra Erosmer Iberica, S.A, representada por la Letrada Dª. Cristina Durá Valero y el Ministerio Fiscal y en los que es recurrente el demandante, habiendo actuado como Ponente el/a Ilma. Sra. Dª. Gema Palomar Chalver.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- La sentencia recurrida de fecha 2 de Marzo de 2005, dice en su parte dispositiva: "FALLO: "Que desestimando la demanda formulada por D. Alvaro frente a la empresa "Erosmer Ibérica, SA" debo absolver y absuelvo a la empresa demandada de las pretensiones deducidas en su contra en demanda".

SEGUNDO.- Que en la citada sentencia y como HECHOS PROBADOS se declaran los siguientes: "PRIMERO.- El actor D. Alvaro ha venido prestando sus servicios para la empresa demandada "Erosmer Ibérica, SA", dedicada a la actividad de grandes superficies, desde 12-09-89, con la categoría profesional de Jefe de Sección Equipo de Mandos y retribución mensual de 2.488€, incluida prorrata de pagas extraordinarias. SEGUNDO.- El actor suscribió el siguiente escrito en 24-01-01..." Yo D. Alvaro, mayor de edad y con DNI NUM000 solicito a la Dirección de Carrefour Albacete, el traslado por motivos personales al Hipermercado que la empresa tiene en la provincia de Murcia, Carrefour Infante, con el conocimiento de que dicho centro, al cual quiero ser trasladado será cedido o enajenado a una empresa de la competencia...", documento número uno documental empresa demandada. TERCERO.- Carrefour contestó a la anterior solicitud, en 25-01-01..." Por la presente le comunicamos, que en respuesta a la petición de traslado que nos solicitó con fecha 24 de enero de 2001 al hipermercado Carrefour Infante situado en la Avda Lope de Vega s/n (Murcia), la Dirección de Carrefour ha decidido atender dicha solicitud, incorporándose con fecha 1 de febrero al hipermercado antes citado. Las condiciones de traslado serán las estipuladas por la Dirección de Carrefour y le serán comunicadas posteriormente a los efectos oportunos...". CUARTO.- El actor estuvo en situación de incapacidad temporal: de 20-03-00 a 13-01-01, aquejado de depresión. QUINTO.- El actor pasó a prestar sus servicios para la empresa demandada que se subrogó en los derechos y obligaciones de la anterior, ostentando en la actualidad la misma categoría profesional, si bien el salario que percibe es superior al de sus compañeros por cuanto se le ha respetado el que percibía en Carrefour, en esta empresa vestía traje y corbata y tenia un despacho propio. SEXTO.- Todos los jefes de sección en la empresa demandada, incluido el actor, van con uniforme, carecen de despacho y realizan fundamentalmente las tareas inherentes a su puesto de trabajo, y, en ocasiones puntuales las de reposición, barrer, recoger carros... etc., tareas esta últimas que con el mismo carácter ocasional hace la Jefa del Area de Frescos Dª Carla. SEPTIMO.- El horario del actor, al igual que el del resto de Jefes de Sección de la empresa demandada es: de 8:00 horas a 13:30 horas o 14 horas y de 17:00 horas a 20:30 horas, a veces por la mañana era de 7:00 horas a 14:00 horas, librando dos tardes a la semana y un sábado al mes, si bien en ocasiones, como la apertura de un centro, se realizan por los jefes de sección horarios superiores a éste, que es el habitual. OCTAVO.- El horario de los trabajadores subordinados del actor los fija éste último, al ser una de las funciones encomendadas a los jefes de sección en la empresa demandada. NOVENO.- El documento número 8 del ramo de prueba de la empresa demandada es una foto de la película Shreck, en la que se lee, en la parte superior..." Equipo de Frescos" y en la parte inferior... "Adivina quien es quien...", foto que estuvo expuesta en el tablón de anuncios de la Sección de Frescos, como se observa en los documentos 3, 5 y 6, documental parte actora, donde se lee.."Adivina quien es quien...". DECIMO.- La foto montaje de Shreck con el rostro del actor, documento número 2, documental parte actora, por reproducida, la hicieron por iniciativa propia sus compañeros, ambos jefes de sección: D. Carlos Antonio y d. Alberto, siguiendo la costumbre que existía entre los Jefes de Sección de Frescos de gastarse bromas, que era conocida y tácitamente consentida por sus superiores, la Jefa de Área, Dª Carla y el Gerente D. Francisco, incluso se habían puesto un mote cada uno, para ello utilizaron la fotografía del demandante que encontraron en su expediente personal, posteriormente la pusieron en la taquilla del Sr. Alvaro y sustituyeron su nombre por el de Luis Enrique, para lo que utilizaron un útil que se encuentra en las oficinas de la empresa demandada, el objetivo de estos compañeros era que la viera cuando viniera de vacaciones, para gastarle una broma, esta foto no fue expuesta en ninguno de los tablones de anuncios de la empresa demandada. DECIMO PRIMERO.- El actor, al igual que el resto de Jefes de sección de Frescos, siempre recibe las ordenes de su Jefa de Area Dª Carla, que, por otra parte, ha tenido con él un trato normal, por otra parte, no ha recibido el Sr. Alvaro instrucciones de trabajo de la Sra. Carla a través de sus subordinados. DECIMO SEGUNDO.- El gerente de la empresa demandada en el centro de trabajo del actor es, desde enero 2004, D. Francisco que ha celebrado reuniones, con el Sr.Alvaro y otros jefes de sección, en las que ha tenido un trato cordial con todos. DECIMO TERCERO.- La Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Alicante ha levantado acta de infracción a la empresa demandada, documento número uno documental parte actora, por reproducido. DECIMO CUARTO.- La transcripción de la grabación que aporta el actor en su ramo de prueba, documentos 34 a 51, ambos inclusive, corresponde a una conversación mantenida entre el Sr.Alvaro y D. Gaspar, Jefe de Area del Departamento de Recursos Humanos, por reproducidos. DECIMO QUINTO.- El actor inicio proceso de incapacidad temporal, derivado de enfermedad común, en 06-09-04 con el diagnóstico: Trastorno depresivo mayor recidivante, de gravedad moderada (296.31, DSM-IV-TR), situación en la que permanece hasta la fecha. DECIMO SEXTO.- El actor padece: Trastorno depresivo mayor recidivante, de gravedad moderada (296.31, DSM-IV-TR), secundario a problemática laboral en tratamiento con sertralina 100 MG/24 horas y ansiolíticos, pese a los que persiste ansiedad importante con insomnio, irritabilidad y anorexia, documento número 19, documental parte actora, por reproducido. DECIMO SEPTIMO.- El actor no ostenta ni ha ostentado cargo representativo o sindical alguno. DECIMO OCTAVO.- Se ha celebrado el preceptivo acto de conciliación ante el SMAC con el resultado de sin avenencia.

TERCERO.- Que contra dicha sentencia se interpuso recurso de suplicación por la parte demandante, habiendo sido impugnado en debida forma por la parte demandada. Recibidos los autos en esta Sala, se acordó la formación del rollo correspondiente y su pase al Ponente.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Se recurre por la representación letrada de la parte actora la sentencia de instancia que, desestimando la demanda en materia de extinción del contrato de trabajo interpuesta por el trabajador con fundamento en el artículo 50 del Estatuto de los Trabajadores -en adelante, ET-, absuelve a la empresa de la reclamación de que ha sido objeto. En el primer motivo del recurso redactado al amparo del apartado b) del artículo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral -en adelante, LPL-, se solicita la revisión de determinados hechos probados de la sentencia recurrida, en los términos que seguidamente se examinan:

1º.- La primera modificación que se interesa afecta al hecho probado noveno y tiene por objeto la adición del extremo "expuesta durante más de un mes" referida a la foto que estuvo expuesta en el tablón de anuncios de la Sección de Frescos, adición que por tener apoyo en la prueba testifical no puede admitirse ya que tal medio probatorio es vehículo inhábil para lograr la revisión de hechos, lo que sólo puede obtenerse a través de la documental o pericial.

2º.- En segundo lugar se pretende que se modifique el hecho probado décimo mediante la supresión de la partícula "no", de tal modo que el resultado es "esta foto fue expuesta en los tablones de anuncios de la empresa demandada, en las taquillas", a lo que tampoco podemos dar lugar ya que si bien las Actas de la Inspección de Trabajo gozan de la presunción de veracidad, ello lo es únicamente respecto de aquellos extremos apreciados directamente por el Inspector actuante, lo que no es el caso. Por otra parte también la basa en prueba testifical, vehículo inhábil a efectos revisorios, como ya hemos dicho.

3º.- La modificación que se interesa del hecho probado undécimo referente a que Carla y Alberto no han tenido con el actor un trato normal, no puede prosperar, pues la redacción que se propone en nada altera la contenida en la sentencia y no se explica ni justifica su trascendencia. Tal conclusión no resulta directamente de los documentos invocados, sino que lo que se pretende es que la Sala realice una nueva valoración de los referidos documentos y extraiga la conclusión interesada, lo que no resulta posible en el marco de un recurso extraordinario como es el de suplicación, pues como ha señalado el Tribunal Supremo, por ejemplo en sentencia de 16-11-1998 (RJ 1998, 9746) , «los documentos sobre los que el recurrente se apoye para justificar la pretendida revisión de hechos declarados probados deben tener una eficacia radicalmente excluyente, contundente e incuestionable, de tal forma que el error denunciado emane por sí mismo de los elementos probatorios invocados, de forma clara, directa y patente, y en todo caso sin necesidad de argumentos, deducciones, conjeturas o interpretaciones valorativas». Lo que, como se ha señalado, no ocurre en el presente supuesto.

SEGUNDO.- Al amparo de la letra c) del art. 191 de la L.P.L. se denuncia la violación por inaplicación del art. 50.1.c del Estatuto de los Trabajadores, inaplicación del los arts, 4.2. c, e; 20.3 y 96.11 del ET, en relación con los arts. 10.1 y 2, 18 y 14 de la C.E., pues es una máxima en derechos humanos que todos han de ser tratados con la consideración debida a la dignidad personal, al honor y a la propia imagen, y el actor ha sufrido violaciones de tan elementales derechos que le han originado una enfermedad psíquica. Damos por reproducidos, a los solos efectos expositivos las argumentaciones contenidas en el escrito del recurrente. Pues bien, ante todo conviene señalar lo siguiente:

A).- Como hemos adelantado al principio de esta sentencia, en el presente asunto el trabajador ejercita la acción resolutoria de su relación laboral al amparo del art. 50.1.c) ET, por considerar que la conducta mantenida por la empresa y determinados compañeros es constitutiva de acoso moral y hostigamiento, medios utilizados para doblegar la voluntad del trabajador y conseguir el fín ilícito de la pérdida de salario tras 15 años de servicios o el abandono del trabajo.

B).- Al respecto cabe indicar que el art. 15 CE (RCL 1978, 2836) consagra el derecho a la integridad moral y la interdicción de tratos inhumanos o degradantes. Por su parte, el ET en su art. 4.2.d) y e) contempla una serie de derechos laborales, entre los que se encuentran la integridad física y el respeto a la intimidad, y a la consideración debida a la dignidad del trabajador. El artículo 20.3 ET recoge obligaciones del empresario en tal sentido cuando indica que el éste puede controlar el cumplimiento de las obligaciones del trabajador «guardando con su adopción y aplicación la consideración debida a su dignidad humana». Desde esta perspectiva, cuando se vulnere este necesario respeto estaríamos ante un incumplimiento empresarial. La actuación del empresario puede derivar en daños materiales (accidente) o daños morales. Estos últimos también están protegidos por las normas y por los Tribunales, y con más intensidad en los supuestos de trasgresión de los deberes de respeto a la dignidad.

C).- Se ha caracterizado el acoso moral en trabajo, también conocido como «mobbing» o «bullyng», como la conducta abusiva o violencia psicológica a la que se somete de forma sistemática a una persona en el ámbito laboral, manifestada especialmente a través de reiterados comportamientos, palabras o actitudes que lesionan la dignidad o integridad psíquica del trabajador y que ponen en peligro o degradan sus condiciones de trabajo. Estas actitudes de hostigamiento conducen al aislamiento del afectado en el marco laboral, produciéndole ansiedad, estrés, pérdida de autoestima y alteraciones psicosomáticas; determinando en ocasiones el abandono de su empleo o propiciando su despido por resultarle insostenible la presión a que se encuentra sometido. Se trata de una forma de estrés laboral que se caracteriza por tener su origen, más que en el trabajo, en las relaciones interpersonales que se producen en el seno de la empresa.

D).- Para que pueda considerarse un acoso en el marco de la relación laboral, la presión sufrida debe ser consecuencia de la actividad laboral que se lleva a cabo, y en el lugar de trabajo. También es necesario distinguir entre lo que propiamente es hostigamiento psicológico con otras actuaciones en el seno de la empresa, así, por ejemplo, con el ejercicio abusivo o arbitrario de las facultades empresariales. Los mecanismos del acoso moral en el trabajo admiten pluralidad de formas: medidas organizativas del trabajo que resulten peyorativas para el afectado, actitudes de aislamiento en el seno de la empresa, agresiones verbales por medio de insultos, críticas, rumores o subestimaciones). Y pueden tener por sujeto activo tanto a compañeros de trabajo (mobbing horizontal) como al personal directivo («bossing») o superiores jerárquicos en general (mobbing vertical); si bien el más característico y usual parece ser el que parte de una relación asimétrica de poder.

TERCERO.- En este orden de cosas resulta muy importante subrayar que no toda falta de respeto y consideración puede identificarse con un ataque a la dignidad de la persona y al derecho constitucional reconocido en el artículo 10 CE. Para ello sería necesario que tal atentado estuviera dotado de una intensidad suficiente, cualitativa o cuantitativamente que lo hiciera intolerable. Lo mismo se puede decir respecto de las ofensas verbales que se producen en las relaciones interpersonales, de modo que, a efectos de determinar su gravedad, es necesario ponderar una serie de circunstancias como son el modo y lugar en que se producen, la propia entidad de las palabras emitidas, la persistencia de la ofensa, etc. En el presente caso y respecto del atentado a la dignidad denunciado, lo único que consta acreditado es la existencia de una foto de la película Shreck que estuvo expuesta en el tablón de anuncios de la Sección de Frescos en la que se lee en la parte superior "Equipo de Frescos" y en la parte inferior "Adivina quién es quién...", con lo que no afectaba al actor únicamente sino a toda la Sección de Frescos, y por otra parte, la fotomontaje de Shreck con el rostro del actor, que hicieron por iniciativa propia sus compañeros, ambos jefes de Sección, D. Carlos Antonio y D.Alberto, precisando el hecho probado décimo que ello fue "siguiendo la costumbre que existía entre los jefes de sección de Frescos de gastarse bromas, que era conocida y tácitamente consentida por sus superiores, la jefa de Area, Dª Carla y el gerente D. Francisco, incluso se habían puesto un mote cada uno". Se declara probado asimismo que "para ello utilizaron la fotografía del demandante que encontraron en su expediente personal, posteriormente la pusieron en la taquilla del Sr. Alvaro y sustituyeron su nombre por el de Luis Enrique" constando que "el objetivo de estos compañeros era que la viera cuando viniera de vacaciones, para gastarle una broma; esta foto no fue expuesta en ninguno de los tablones de la empresa demandada". Nos encontramos ciertamente ante una broma de muy mal gusto; pero el propio relato fáctico (que ha quedado inmodificado) nos está advirtiendo de la costumbre de gastarse bromas entre los jefes de la Sección de Frescos, con lo que no estamos ante un hecho aislado y extraño en el proceder habitual de la empresa. No aparecen acciones hostiles dirigidas a socavar la personalidad del actor, pues no ha habido trato diferenciado para el demandante con respecto a otros trabajadores, compartiendo todos el mismo horario y funciones ocasionales distintas a las de su cargo como reponer, recoger carros, etc..., horario que excepcionalmente y también para todos es más prolongado, siendo el trato que le dispensan el gerente y la Sra. Carla (Antonia) el mismo que le dan al resto de trabajadores (fundamentación jurídica de la sentencia con valor fáctico). Por lo tanto, y pese a que la situación creada en la empresa ha podido influir en la situación psíquica del Sr. Alvaro, lo bien cierto es que carece de entidad para fundar una acción extintiva como la ejercitada, pues las bromas de pésimo gusto o el trato descortés o desconsiderado no se pueden equiparar, por sí mismos y en todo caso, a un incumplimiento grave y culpable de las obligaciones empresariales, y no consta que posteriormente se reiterara una actuación semejante a la del fotomontaje, siendo la persistencia y repetición un elemento fundamental para la apreciación de la conducta de acoso. Pero no se constata una conducta agresiva, continua y sistemática, de naturaleza física o moral para con el demandante, procedente del empresario o de otras personas que pudieran obrar con el conocimiento y consentimiento de aquél, encaminada a producir su descrédito o aislamiento o a provocar sentimientos de incapacidad para el trabajo. Por todo ello se impone la desestimación del recurso planteado y confirmación de la sentencia a quo.

FALLO

Que debemos desestimar y desestimamos el Recurso de Suplicación interpuesto en nombre de D.Alvaro contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social núm. Dos de Elche de fecha 2 de Marzo de 2005 en virtud de demanda formulada contra Erosmer Ibérica, S.A y Ministerio Fiscal, y en su consecuencia, debemos confirmar y confirmamos la sentencia recurrida.

La presente Sentencia, que se notificará a las partes y al Ministerio Fiscal, no es firme; póngase certificación literal de la misma en el rollo que se archivará en este Tribunal y también en los autos, que se devolverán al Juzgado de procedencia tan pronto adquiera firmeza para su ejecución.

Así, por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.-

La anterior Sentencia ha sido leída en audiencia pública por el/a Ilmo/a Sr/a Magistrado/a Ponente que en ella consta en el día de su fecha, de lo que yo, el Secretario, doy fe.

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWolters Kluwer no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar

Últimos tweets

NÚMEROS DISPONIBLES

Scroll