USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Cargando. Por favor, espere

S TSJC 12/11/2008

Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Sala de lo Social, Sentencia 8431/2008 de 12 Nov. 2008, Rec. 5881/2008

Ponente: Quintana Pellicer, José de.

Nº de Sentencia: 8431/2008

Nº de Recurso: 5881/2008

Jurisdicción: SOCIAL

LA LEY 245798/2008

Cabecera

CONTRATOS EVENTUALES POR CIRCUNSTANCIAS DE LA PRODUCCIÓN. DESPIDO IMPROCEDENTE. Despido verbal. Válida concertación del contrato eventual por circunstancias de la producción con causa en el exceso de pedidos generados por la campaña de Navidad. Inexistencia de fraude de ley en la contratación temporal. SALARIOS DE TRAMITACIÓN. Devengo de los salarios de tramitación desde la fecha del despido hasta la fecha de finalización de la prórroga del contrato temporal.

Resumen de antecedentes y Sentido del fallo

El TSJ Cataluña desestima el recurso de suplicación interpuesto por el trabajador confirmando la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social núm. 24 de Barcelona que estimó en parte la demanda y declaró la improcedencia del despido condenando a la empresa a las consecuencias legales derivadas de tal declaración incluido el abono de los salarios de tramitación hasta la fecha de finalización de la prórroga del contrato temporal.

Texto

En Barcelona a 12 de noviembre de 2008

TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTÍCIA

CATALUNYA

SALA SOCIAL

NIG: 08019 - 44 - 4 - 2008 - 0007060

fc

ILMO. SR. JOSÉ DE QUINTANA PELLICER

ILMO. SR. JOSÉ QUETCUTI MIGUEL

ILMO. SR. ANDREU ENFEDAQUE MARCO

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, compuesta por los/as Ilmos/as. Sres/as. citados al margen,

EN NOMBRE DEL REY

ha dictado la siguiente

S E N T E N C I A núm. 8431/2008

En el recurso de suplicación interpuesto por Silvia frente a la Sentencia del Juzgado Social 24 Barcelona de fecha 9 de Mayo de 2008 dictada en el procedimiento Demandas nº 123/2008 y siendo recurrido/a ARISE RECORDS SL. Ha actuado como Ponente el/la Ilmo. Sr. JOSÉ DE QUINTANA PELLICER.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Con fecha 14 de Febrero de 2008 tuvo entrada en el citado Juzgado de lo Social demanda sobre Despido disciplinari, en la que el actor alegando los hechos y fundamentos de derecho que estimó procedentes, terminaba suplicando se dictara sentencia en los términos de la misma. Admitida la demanda a trámite y celebrado el juicio se dictó sentencia con fecha 9 de Mayo de 2008 que contenía el siguiente Fallo:

"Estimando la demanda interpuesta por Dª Silvia frente a la empresa Arise Records S.L. y el Fondo de Garantía Salarial, declaro la improcedencia del despido de la trabajadora acordado por la empresa, a quien condeno a que en el plazo de cinco días desde la recepción de esta resolución, opte entre la inmediata readmisión de la trabajadora en las mismas condiciones que regían con anterioridad al despido, o por la extinción de su relación laboral con abono de una indemnización de 307,83 euros, así como en ambos casos con abono de los salarios devengados desde la fecha del despido, a razón de un salario diario de 41,04 euros; con advertencia de que en caso de no ejercitar opción alguna en el referido plazo, se considerará que se opta por la readmisión".

SEGUNDO.- En dicha sentencia, como hechos probados, se declaran los siguientes:

PRIMERO. La actora, Dª Silvia , con DNI nº NUM000 , venía prestando servicios para la empresa Arise Records S.L. desde el día 27-11-07, con la categoría profesional de dependienta y con un salario mensual con inclusión de prorrata de pagas extraordinarias de 1.231,33 euros.

SEGUNDO. La relación laboral se formalizó mediante la suscripción de un contrato eventual por circunstancias de la producción, con una duración prevista desde el 27-11-07 hasta el 26-12-07, en el que se hizo constar como causa del mismo el exceso de pedidos generados por la campaña de Navidad. En fecha 27-12-07 ambas partes acordaron una primera prórroga de dicho contrato por un mes, hasta el 26-1-08 (docs. 1 y 5 de la parte actora).

TERCERO. La empresa tiene dos tiendas en la c/ Tallers de Barcelona. D. Carlos José era el encargado de una de las tiendas y supervisaba también la otra, en la que prestaba servicios la actora. El día 21-1-08 fue a la tienda de la actora y vio que ella estaba abajo en la caja y arriba estaban otras dos empleadas, Damarit y Lorena; a ésta última la habían despedido ese mismo día y se había fumado un porro; Carlos José olió que arriba se había consumido marihuana y salió de la tienda y se lo comunicó a sus superiores jerárquicos; poco después, volvió a entrar y enfadado, les dijo a todas que salieran de la tienda, porque había que ventilar el local y comprobar si había alguna colilla que pudiera crear algún riesgo de incendio, y que la empresa ya les diría algo. A la vista de ello, salieron todas y posteriormente la jefa de la empresa, que estaba en Bilbao, llamó por teléfono a la actora y le dijo que quedaba en situación de vacaciones forzadas durante unos días, hasta que pasara todo; también llamó a Damarit y le dijo que estaba despedida (interrogatorio de la actora y testifical).

CUARTO. Damarit era compañera de la actora, prestaba servicios en la misma tienda que ella y hacía las funciones de encargada de esa tienda, bajo la dependencia jerárquica de Carlos José; interpuso demanda por despido junto a la actora, pero posteriormente llegó a un acuerdo con la empresa y desistió de su demanda (testifical de la parte actora).

QUINTO. En fecha 26-1-08 la empresa cursó la baja de la actora en la Seguridad Social (doc. 10 de la empresa).

SEXTO. El día 18-1-08 la actora había entregado a la empresa un escrito comunicando que causaría baja voluntaria el 31-1-08 porque pensaba marcharse a Francia. Posteriormente, su compañera Damarit la convenció para que se quedara y acordaron que irían a vivir juntas, y el día 20-1-08 la actora le comunicó su decisión de quedarse en la empresa, a la vista de lo cual Damarit llamó a sus jefes y se lo comunicó, dado éstos su conformidad (doc. 9 de la empresa y testifical de Damarit).

SÉPTIMO. En fecha 31-1-08 la actora remitió un burofax a la empresa en los siguientes términos: "Reconsideren despido verbal de 21-1-08 permaneciendo a la espera de que me reincorporen o me libren preceptiva carta de despido". A ello respondió la empresa por el mismo conducto en fecha 4-2-08, haciéndole saber que tenía a su disposición el finiquito y que en relación a su burofax, le recordaba que tenían una carta firmada por ella en la que solicitaba la baja voluntaria (docs. 6 y 7 de la parte actora).

OCTAVO. No consta que la actora ostente o haya ostentado en el último año la condición de representante de los trabajadores.

NOVENO. En fecha 15-2-08 la actora interpuso papeleta de conciliación previa y el día 11-3-08 se celebró el correspondiente acto de conciliación, con el resultado de intentado sin efecto.

TERCERO.- Contra dicha sentencia anunció recurso de suplicación la parte actora, que formalizó dentro de plazo, y que la parte contraria, a la que se dio traslado no lo impugnó, elevando los autos a este Tribunal dando lugar al presente rollo.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- La sentencia de instancia declara improcedente el despido del actor acordado por la empresa demandada, al entender que este ha revestido forma verbal, si bien y por lo que se refiere al pago de salarios de tramitación los limita a la fecha de finalización de la prórroga del contrato es decir a 26 de enero de 2008 al no entender fraudulenta la contratación eventual realizada por la empresa.

Frente este pronunciamiento se alza la parte demandante exclusivamente en cuanto combate la validez de la causa de temporalidad expresada el contrato y por lo tanto solicita la aclaración de fraude de ley para quien en la condena efectuada vincular salarios de tramitación hasta la fecha de notificación de la sentencia.

Solicita en primer lugar con amparo procesal en el apartado b) del artículo 191 de la L.P.L., la modificación del relato fáctico concretamente del segundo de los ordinal es que lo componen para que se proceda a la adición al mismo del texto que propone.

El recurso de suplicación es un recurso extraordinario en el cual la modificación de hechos probados sólo puede lograrse en base a documentos o pericias que demuestren de modo evidente claro y manifiesto la equivocación del juzgador. No en base a argumentaciones o razonamientos en los que lo único que se pretende es la sustitución de la convicción judicial por la propia y personal del recurrente.

Por otra parte las adiciones han de ser trascendentes para el resultado del litigio pues de lo contrario a nada práctico conducirían. En este caso lo que se pretende de la Sala es que incluya en la declaración hechos probados una serie de valoraciones jurídicas como la existencia de un evidente fraude de ley, que son completamente impropias en una relación fáctica y que en cualquier caso deberán examinarse al tratar de la censura jurídica. Es por ello que el relato histórico ha de permanecer inalterado.

SEGUNDO.- La censura jurídica supone la denuncia de infracción del artículo 15. 1b) del Estatuto los Trabajadores y del artículo 3 del Real Decreto 2720/98 así como de la doctrina de esta propia Sala mencionada en las sentencias que cita.

También se indica que se considera vulnerado el artículo 1214 del código civil (hoy sin vigencia) y el artículo 217 de la ley de Enjuiciamiento Civil en relación con la doctrina de la carga de la prueba con cita en este caso de la doctrina del Tribunal Supremo sobre esta cuestión .Se cita finalmente infracción del artículo 218 de la ley de Enjuiciamiento Civil en relación con el artículo 24 de la Constitución Española, y el motivo separado,el artículo 56-2 del Estatuto de los Trabajadores en relación con el artículos 49.1 del propio cuerpo legal y 1257 del Código Civil .

La tesis que viene a sostener la recurrente es la que la causa de temporalidad expuesta en el contrato no es válida por lo que éste ha de ser considerado celebrado en fraude de ley, lo que determinaría una relación laboral indefinida y en consecuencia que no se considerará como fecha de finalización de la prórroga del contrato temporal la de 26 de Enero de 2008 lo que a su vez comportaría que los salarios de tramitación debían extenderse hasta la notificación de la sentencia.

Esta Sala viene declarando con reiteración, que el art. 15.1º del Estatuto de los Trabajadores es la norma general que rige en nuestro ordenamiento laboral según la cual, la contratación temporal aparece como una excepción al principio de la contratación indefinida, por lo que tan sólo es posible en los casos y supuesto legalmente previstos en los que efectivamente concurra alguna de las causas de temporalidad que el legislador contempla para su autorización, de tal manera, que la empresa únicamente puede acudir a este tipo de contratación cuando se den los presupuestos y circunstancias que la modalidad utilizada contempla como causa justificativa de la misma. En caso contrario, de haberse utilizado fórmulas de contratación temporal que no se corresponden con la real y efectiva existencia de la causa de temporalidad que le sirve de fundamento, la consecuencia prevista por el art. 15.3º del mismo cuerpo legal es la de estimar indefinida la relación laboral, cuya extinción a la fecha consignada en el contrato no constituiría por tanto válida y eficaz resolución del vínculo laboral amparada en el art. 49.3º del Estatuto de los Trabajadores , sino, despido del trabajador.

Entre los supuestos de contratación temporal autorizados en el art. 15.1º ET , se contempla en su párrafo b), la modalidad a la que se acoge el contrato en litigio, esto es, contrato eventual por circunstancias de la producción. Puede acogerse el empresario a esta modalidad contractual cuando la contratación del trabajador tenga por objeto atender un incremento inusual y transitorio de la actividad de la empresa que no puede ser cubierto con la plantilla ordinaria de la misma, pues tiene como única finalidad la de atender puntuales y episódicos incrementos de la actividad productiva, es decir, situaciones en las que el ritmo de producción se ve inopinadamente incrementado, de forma transitoria y coincidente con el período de contratación del trabajador, para luego descender a sus niveles ordinarios y habituales. La existencia de pedidos excepcionales, el aumento inhabitual de las ventas, o la concurrencia de cualquier otra causa que requiera la utilización de personal adicional durante un período de tiempo coincidente con el de duración del contrato, justificarían su aplicación.

Como hemos reiterado en numerosas sentencias de esta misma Sala, entre otras las de 4 y 23 Sep. 1996 , la exigencia que ha de consignarse con precisión y claridad la causa o circunstancia que justifique el contrato, no se cumple con la mera repetición del tenor literal del art. 15.1º, b, ET , o con el empleo de fórmulas vagas, genéricas y poco expresivas, en las que no conste una relación suficiente de las circunstancias concretas que implican un incremento extraordinario de la actividad empresarial. Pero, en esas mismas sentencias se indica, que la deficiente redacción del contrato puede ser suplida mediante actividad probatoria con la que se acredite que efectivamente concurren estas especiales circunstancias que sirven de causa legítima a la contratación. No puede olvidarse, que de lo que se trata es de constatar que realmente concurre la causa prevista por el legislador para esta modalidad contractual, por lo que el mero defecto formal de no consignarlo adecuadamente en el contrato no puede ser determinante de la existencia de fraude de ley, si la empresa prueba en el proceso que efectivamente concurre la precitada causa.

Del relato histórico de la sentencia se desprende que las partes, suscribieron contrato por circunstancias de la producción con una duración prevista desde el 27 de Noviembre hasta el 26 de Diciembre de 2007 haciéndose constar como causa el exceso de pedidos generados por la campaña de Navidad .En fecha 27 de Diciembre de 2007 ambas partes acordaron una prórroga de dicho contrato por un mes hasta el 26 de Enero de 2008. La fecha del despido se sitúa por la Magistrada "a quo" el 21 de Enero de 2008 y como se ha dicho los salarios de trámite se limitan al 26 de Enero de 2008 fecha de finalización prevista de la prórroga del contrato .

El argumento de la recurrente es el de que siendo la campaña navideña la causa invocada para la contratación eventual la actividad desarrollada por la parte actora se realizó en parte fuera de lo que estrictamente podría entenderse que forma parte de este periodo . En efecto las ventas del periodo de Navidad se entiende comúnmente que finalizan después de Reyes pero este argumento no puede ser decisivo para que la Sala considere que ha existido una contratación en fraude de ley pues más allá de lo que es propiamente una actividad de venta existe un periodo de tiempo en que los comerciantes han de hacer frente a menesteres tales como cambio de los objetos de regalo que por la razón que sea no interesan a sus receptores o a otras actividades relacionadas con la finalización de la campaña como cambio de stocks para la preparación de las rebajas etc. que en cualquier caso suponen un nivel de actividad superior a la normal de la empresa.

En consecuencia procede mantener aquí el criterio de la sentencia de instancia y declarada la validez de la contratación temporal efectuada, el pago de los salarios de tramitación, como acertadamente recoge, ha de limitarse a la fecha en que hubiera finalizado dicho contrato de no haber mediado un despido verbal declarado por esta razón improcedente. Lo expuesto y razonado supone pues la desestimación del recurso y la confirmación de la resolución recurrida.

VISTOS los preceptos legales citados y demás de general obligación,

FALLAMOS

Que debemos desestimar y desestimamos el recurso de suplicación interpuesto contra la sentencia de 9 de mayo de 2008 dictada por el Juzgado de lo Social nº 24 de Barcelona en autos 123/08 de aquel Juzgado seguidos a instancia de Silvia contra Arise Records, S.L., y en consecuencia confirmamos íntegramente la resolución recurrida .

Contra esta Sentencia cabe Recurso de Casación para la Unificación de Doctrina que deberá prepararse ante esta Sala en los diez días siguientes a la notificación, con los requisitos previstos en los números 2 y 3 del Artículo 219 de la Ley de Procedimiento Laboral .

Notifíquese esta resolución a las partes y a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, y expídase testimonio que quedará unido al rollo de su razón, incorporándose el original al correspondiente libro de sentencias.

Así por nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-

La anterior sentencia ha sido leída y publicada en el día de su fecha por el/la Ilmo/a. Sr/a. Magistrado/a Ponente, de lo que doy fe.

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWolters Kluwer no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar

Últimos tweets

NÚMEROS DISPONIBLES

Scroll