Cargando. Por favor, espere

S TSJCA 22/5/2015

Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, Sala de lo Social, Sentencia 422/2015 de 22 May. 2015, Rec. 235/2015

Ponente: López-Tamés Iglesias, Rubén.

Nº de Sentencia: 422/2015

Nº de Recurso: 235/2015

Jurisdicción: SOCIAL

LA LEY 75221/2015

Cabecera

DESPIDO. Despido disciplinario. Calificación de despido improcedente. Ausencia reiterada al puesto de trabajo derivado del ingreso en prisión. La ausencia de fecha en la inicial carta de despido debe calificarse como motivo de improcedencia. Subsanación del error. Se le permite al empleador la realización de un nuevo despido pero siempre dentro el plazo de veinte días naturales contados desde el día siguiente al primer despido y poniendo, además, a disposición del trabajador los salarios devengados en los días intermedios, a la vez que manteniendo el alta en Seguridad Social durante los mismos. La segunda carta enviada no es estrictamente subsanatoria, ya que se alegan hechos nuevos y éstos motivan una fecha posterior de despido, sin cumplirse las exigencias temporales y formales.

Resumen de antecedentes y Sentido del fallo

El TSJ Cantabria estima el recurso de suplicación interpuesto frente a resolución del Juzgado de lo Social y declara la improcedencia del despido disciplinario.

Texto

SENTENCIA nº 000422/2015

En Santander, a 22 de mayo del 2015.

PRESIDENTA

Ilma. Sra. Dª. Mercedes Sancha Saiz

MAGISTRADOS

Ilmo. Sr. D. RUBEN LOPEZ-TAMES IGLESIAS (PONENTE)

Ilma. Sra. Dª. Mª Jesús Fernández García

EN NOMBRE DE SU MAJESTAD EL REY, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria compuesta por los Iltmos. Sres. citados al margen ha dictado la siguiente

SENTENCIA

En el recurso de suplicación interpuesto por D. Leopoldo contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social Núm. Cuatro de Santander, ha sido Ponente el Ilmo. Sr. D. RUBEN LOPEZ-TAMES IGLESIAS, quien expresa el parecer de la Sala.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Que según consta en autos se presentó demanda por D. Leopoldo siendo demandada la empresa SANZ CANALES S.L. sobre Despido y que en su día se celebró el acto de la vista, habiéndose dictado sentencia por el Juzgado de referencia en fecha 26 de enero de 2015 en los términos que se recogen en su parte dispositiva.

SEGUNDO.- Que como hechos probados se declararon los siguientes:

" 1º.- El demandante, D/Dña. Leopoldo , ha venido prestando servicios para la empresa demandada, SANZ CANALES S.L. , con antigüedad desde el 8 de agosto de 1.995, categoría de oficial 2ª, y percibiendo un salario de 50'17 euros brutos diarios con prorrata de pagas extras, - indiscutido-.

2º.- En virtud de sentencia dictada el 1 de julio de 2013 en Diligencias de Juicio Rápido nº 66/2012 por el Juzgado competente, se impone al actor la condena de 16 meses de prisión y orden de alejamiento de su ex-esposa durante 28 meses.

El cumplimiento de esa condena fue sustituida por la orden de alejamiento y 16 meses de trabajos en beneficio de la comunidad.

Durante el mes de septiembre de 2014, el demandante ingresó voluntariamente en prisión, circunstancia de la que fue conocedora la empresa.

3º.- La empresa demandada le envía mediante burofax carta con fecha 8 de octubre de 2014 sobre despido disciplinario por falta reiterada a su puesto de trabajo derivado de su ingreso en prisión.

La carta de despido obra al folio cuatro de las actuaciones y su contenido se tiene por reproducido íntegramente.

4º.- Con fecha 17 de noviembre de 2014, se remite nuevamente por parte de la empresa carta de despido disciplinario en la que se le comunica que habiendo procedido a su readmisión en el acto de Conciliación ante el ORECLA, debió reincorporarse a su puesto de trabajo el día 12 de noviembre de 2014, y al no haberse producido la citada reincorporación nuevamente se le despide disciplinariamente por falta muy grave.

5º.- El actor presentó demanda de conciliación contra la empresa que concluyó sin avenencia."

TERCERO.- En dicha sentencia aparece la siguiente parte dispositiva: "Que, DESESTIMANDO la demanda formulada por D/Dª. Leopoldo contra SANZ CANALES S.L., y declarando procedente el despido del actor, DEBO ABSOLVER Y ABSUELVO a la empresa de las pretensiones contra ella deducidas."

CUARTO.- Que contra dicha sentencia anunció recurso de suplicación la parte demandante, siendo impugnado por la parte contraria, pasándose los autos al Ponente para su examen y resolución por la Sala.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- La revisión que se solicita de los hechos probados resulta con virtualidad para el signo del fallo, de tal forma que el ordinal tercero expresará, conforme a la redacción que se propone, lo siguiente:

La empresa demandada le envía mediante un burofax carta con fecha 8 de octubre de 2014 sobre despido disciplinario por falta reiterada a su puesto de trabajo derivado de su ingreso en prisión.

En fecha once de noviembre de 2014, se celebró acto de conciliación donde la empresa manifiesta que, ante los defectos formales en la notificación del despido, deja sin efecto el mismo y procede a su readmisión debiendo incorporarse a su puesto de trabajo el día 12 de noviembre de 2014.

El acto se cerró sin avenencia.

La carta de despido obra al folio cuatro de las actuaciones y su contenido se tiene por reproducido íntegramente.

SEGUNDO.- Al amparo de lo prevenido en el artículo 193 c) de la Ley 36/2011, de 10 de octubre (LA LEY 19110/2011) , se denuncia infracción de lo dispuesto en el artículo 105.1 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social (LA LEY 19110/2011) en relación con los artículos 49 y 54 del Estatuto de los Trabajadores .

Para empezar, la Sala considera que la ausencia de fecha en la inicial carta de despido debe calificarse como motivo de improcedencia. La doctrina más reciente así lo considera, a diferencia de lo expresado en la resolución de instancia.

Para que, conforme al artículo 55.1 ET (LA LEY 1270/1995) , el despido pueda ser procedente es requisito imprescindible que sea comunicado por escrito, en cuya carta deben constar: los hechos que lo motivan y la fecha en la que ha de tener efecto. La normativa es taxativa en la expresión de las circunstancias del incumplimiento de alguno de los dos requisitos formales mencionados, ya que basta el incumplimiento de uno de ellos para que proceda la declaración de improcedencia.

Máxime cuando existe la posibilidad de acordar un nuevo despido con la finalidad de subsanar tales defectos ( art. 55.2 ET (LA LEY 1270/1995) . Así sucede en los supuestos en los que, como en el caso actual, se omite la fecha de efectos, exigencia que no se considera cumplida porque la carta de despido esté fechada ( STS 27-3-2013 y 21-9-2015 .

En este caso, se remitió nueva carta, es cierto, aunque por motivos nuevos, referidos a la falta de reincorporación, con fecha 17 de noviembre de 2014, y cuando la carta de despido se efectúa sin observar las formalidades, el empresario tiene un facultad limitada de corrección de referidas de tales deficiencias, con determinados requisitos a los que ha de atenerse para no perjudicar los derechos de defensa del trabajador.

Se le permite por ello la realización de un nuevo despido pero siempre dentro el plazo de veinte días naturales contados desde el día siguiente al primer despido ( STS 10-11-2004 ) y poniendo, además, a disposición del trabajador los salarios devengados en los días intermedios, a la vez que manteniendo el alta en Seguridad Social durante los mismos. Siquiera considerando la segunda carta estrictamente subsanatoria, lo que tampoco es el caso, ya que se alegan hechos nuevos, la no reincorporación, y éstos motivan una fecha posterior de despido, no se cumplen tales exigencias temporales y formales.

Esta decisión empresarial no es subsanatoria del primer despido que no queda sin efecto ( STS 16-11-2012 ) y realizados ambos es posible acumular las demandas por despido cuando haya conexión directa, reconociendo tal posibilidad por razones de economía procesal cuando se trata de despidos reiterados, subsanados, y dobles despidos por motivos diversos o vinculados ( STS 16-1-2009 , 18-12-2007 , 10-11-2004 ).

En este caso considerando, además, que el trabajador no decidió reincorporarse, a lo que no estaba obligado, pese al desistimiento empresarial respecto al primer despido, y considerando la jurisprudencia que se cita, referida en dos sentencia de la Sala Cuarta de 25-6-2013 , ha de valorarse, por lo tanto, el primer despido exclusivamente y éste adolece de la deficiencia referida, que motiva la calificación de improcedencia.

Cuestión distinta es que, existiendo ahora sentencia que declara el despido improcedente por deficiencias formales, el empresario, en el plazo de siete días desde la notificación de referida sentencia, opte por la readmisión y efectúe un nuevo despido que nunca constituirá tampoco una subsanación del primer despido ( STS 1-10-1990 ).

Vistos los preceptos citados y demás de general y pertinente aplicación,

FALLAMOS

Que estimamos el recurso interpuesto por D. Leopoldo contra la sentencia del Juzgado de lo Social nº cuatro de fecha 26 de enero de 2015 (autos 723/2014), dictada en virtud de demanda seguida por D. Leopoldo contra Sanz Canales S.L. revocando dicha resolución y, en consecuencia, declarando la improcedencia de su despido de 8 de octubre de 2014, condenando a dicha demandada a estar y pasar por tal declaración, y a optar, en el plazo de cinco días, entre la readmisión del trabajador en las mismas condiciones vigentes con anterioridad al despido o el abono de una indemnización de 37.251, 23 euros, con abono de los salarios de tramitación devengados, desde la fecha del despido y hasta la notificación de sentencia, en el primer caso.

El demandado recurrente deberá acreditar mediante resguardo entregado en la secretaría de la Sala de este Tribunal Superior al tiempo de la preparación del recurso, la consignación de un depósito de 600 Euros en la cuenta nº 3874/0000/66/023515, abierta en la entidad de crédito BANCO DE SANTANDER, Código identidad 0030, Código oficina 7001. Igualmente, deberá consignar en la misma cuenta citada, otro depósito por la cantidad total importe de la condena.

Devuélvanse, una vez firme la sentencia, los autos al Juzgado de procedencia, con certificación de esta resolución, y déjese otra certificación en el rollo a archivar en este Tribunal.

Así, por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos

PUBLICACIÓN .- Leída y publicada fue la anterior sentencia en día de su fecha, por el Ilmo/a. Sr/a. Magistrado Ponente que la suscribe, en la Sala de Audiencia de este Tribunal. Doy fe.

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWolters Kluwer no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar

Últimos tweets

NÚMEROS DISPONIBLES

Scroll