Cargando. Por favor, espere

¿Qué ventajas ofrece un abogado exter...

¿Qué ventajas ofrece un abogado externo a mi empresa?

Felipe García Hernández

Abogado y socio de CÍRCULO LEGAL

Diario La Ley, Nº 9411, Sección Temas de hoy, 9 de Mayo de 2019, Wolters Kluwer

LA LEY 3891/2019

Las empresas, excepto las muy grandes, no cuentan normalmente con un elenco de especialistas de cada materia que les afecta. Para cubrir esa necesidad de apoyo legal pueden utilizarse abogados externos, que cuentan con múltiples ventajas, como la especialización o la rapidez en la respuesta.

Las ventajas de contar con un asesor externo en las empresas son varias e importantes.

Primero, por la especialización, que debe ser máxima a la hora de afrontar un procedimiento judicial o un mero asesoramiento, en según qué materias.

Vivimos en un mundo con una trepidante promulgación normativa diaria, a todos los niveles, local, autonómico, estatal y comunitario. La especialización del abogado es imprescindible, las regulaciones permanecen poco tiempo sin cambios y son múltiples los giros en la jurisprudencia que obliguen a revisar su aplicación.

La empresa, excepto las muy grandes, no cuentan normalmente con un elenco de especialistas de cada materia que les afecta, por los costes, o porque a veces son áreas legales de demanda poco frecuente.

Naturalmente esta necesidad de apoyo legal externo en nada afecta a la importancia insustituible del abogado interno, que conoce el sector, la plantilla, la forma de trabajar de la empresa, cuenta con el valor añadido de vivir al lado de la toma de las decisiones, conoce a los proveedores, clientes, e incluso a veces procede de empresas competidoras o de clientes del sector. El abogado interno atesora un gran valor, del que sería insensato prescindir.

La fórmula perfecta consiste en lograr una buena combinación entre el abogado o equipo jurídico interno, o in house, con despachos o abogados externos especialistas, especialmente en materia de litigios, que por la intensidad que conllevan y las ventajas de un cierto distanciamiento respecto de las partes en conflicto, se manejan casi siempre mejor por abogados externos.

El abogado in house vive de cerca la actividad empresarial, el crecimiento, las nuevas alianzas, las búsqueda de nuevos clientes, proveedores o socios de la empresa, su financiación, la digitalización, etc. Se espera de él más un conocimiento general de la empresa y su posición legal general, que un conocimiento preciso de las novedades legislativas o jurisprudenciales de todas y cada una de las materias legales con las que la empresa puede toparse en un momento determinado.

El abogado externo proporciona también rapidez en la respuesta y se constituye en un aliado del abogado interno ofreciéndole su expertise y aportación personal a tiempo real.

Las empresas se mueven a gran ritmo y a veces las oportunidades de negocio no esperan. A todos nos suena la frase “si no se firma hoy, se van, perdemos la oportunidad”. Cuando estas situaciones surgen, hay que reaccionar de forma inmediata poniendo en juego conocimientos jurídicos especiales y un equipo legal bien engrasado y listo para actuar.

En función de la magnitud o especialidad de la operación, las opciones de respuesta del abogado interno pueden no ser suficientes y la contratación externa suele producir una simbiosis perfecta.

En ocasiones, una simple llamada o reunión con un abogado externo, puede servir para desbloquear una negociación, o revisar una cláusula o una propuesta de contrato en una materia poco conocida por el empresario o el abogado interno y que está causando inseguridad y cuyos riesgos no les resulta fácil ponderar.

Por otro lado, está la cuestión de la confidencialidad y el legal privilege del abogado externo, un “puerto seguro” para la documentación que se genere en los asuntos sensibles, a la vista del progresivo retroceso de la confidencialidad y el secreto profesional de los abogados de empresa. Es mucho más difícil que la autoridad judicial, fiscal o policial pueda hacerse válidamente con el material generado por el abogado externo, que intervenir la correspondencia o informes del abogado interno.

Por esa misma razón, en materia de compliance, las ventajas de derivar a los abogados externos las investigaciones internas cuando existen indicios de irregularidades o delitos, son incuestionables. La intervención del abogado externo en la investigación proporciona confidencialidad y protege sus resultados de las posibles pesquisas judiciales. En cambio, esa misma investigación realizada por un abogado o compliance officer interno es vulnerable y puede ser blanco de una intervención o registro.

Sin duda los abogados externos son el mejor aliado de la empresa y de sus abogados internos.

"Guía práctica para la digitalización del despacho de abogados”

Descargarte este Ebook gratuito en pdf en ESTE ENLACE , y mejora la gestión de tu despacho.

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWolters Kluwer no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar

Últimos tweets

NÚMEROS DISPONIBLES

Scroll